Organización Mundial de la Salud (OMS)
Inocuidad alimentaria: un asunto de todos

Se calcula que cerca de 600 millones de consumidores enferman y 420.000 mueren tras comer alimentos contaminados por bacterias, virus o parásitos

La primera celebración del Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos de las Naciones Unidas -que se celebró el 7 de junio- tuvo por objeto intensificar los esfuerzos para garantizar que los alimentos que consumimos sean inocuos (que no hace daño).

Cada año, casi una de cada diez personas en el mundo (se calcula que cerca de 600 millones) enferman y 420.000 mueren tras comer alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas.

Los alimentos nocivos impiden además el desarrollo de muchas economías de ingresos bajos y medios, que pierden alrededor de 95.000 millones de dólares anuales en productividad a causa de las enfermedades, la discapacidad y la muerte prematura de trabajadores.

El tema del Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos de 2019 es: la inocuidad alimentaria es un asunto de todos. “La inocuidad de los alimentos contribuye a la seguridad alimentaria, la salud de la población, la prosperidad económica, la agricultura, el acceso a los mercados, el turismo y al desarrollo sostenible”, sostiene una nota de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cada año, casi una de cada diez personas en el mundo (se calcula que cerca de 600 millones) enferman y 420.000 mueren tras comer alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas

Cada año, casi una de cada diez personas en el mundo (se calcula que cerca de 600 millones) enferman y 420.000 mueren tras comer alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas.

“Los alimentos nocivos matan a unas 420 000 personas cada año. Estas muertes son totalmente evitables”, señala en una nota Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

“El Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos –añadió- es una oportunidad única para sensibilizar a los gobiernos, productores, manipuladores y consumidores sobre los peligros de los alimentos insalubres. Desde la explotación agrícola hasta la mesa, todos tenemos un papel que desempeñar para lograr que los alimentos sean inocuos”.

Datos sobre la inocuidad alimentaria:

  • Se estima que 600 millones de personas -casi una de cada diez en el mundo- enferman después de comer alimentos contaminados, y 420.000 mueren anualmente. 
  • Los niños menores de 5 años padecen el 40 por ciento de las enfermedades transmitidas por los alimentos, con 125 000 muertes al año.
  • Las enfermedades transmitidas por los alimentos están causadas por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas que se introducen en el cuerpo a través de alimentos o agua contaminados.
  • Las enfermedades transmitidas por los alimentos impiden el desarrollo socioeconómico, al agotar los sistemas de atención sanitaria y dañar las economías nacionales, el turismo y el comercio.
  • El valor del comercio de alimentos es de 1,6 billones de dólares EEUU, lo que representa aproximadamente el 10 por ciento del comercio total anual a nivel mundial.
  • Estimaciones recientes indican que el efecto de los alimentos nocivos cuesta a las economías de ingresos bajos y medios alrededor de 95 000 millones de dólares EEUU en pérdidas de productividad al año.
  • La mejora de las prácticas de higiene en los sectores alimentario y agrícola ayuda a reducir la aparición y propagación de la resistencia a los antimicrobianos a lo largo de la cadena alimentaria y en el medio ambiente. 

FUENTE: ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar