Datos del estudio ayudarán a países a determinar si requieren vacunas trivalentes o cuatrivalentes
Sugieren usar vacuna más eficaz contra influenza en Latinoamérica

• Estudio detectó desajuste entre vacunas que se aplican y cepas del virus que circulan en la región

La vacuna contra la influenza que se aplica en los países latinoamericanos tiene un desajuste respecto de las cepas del virus que circulan anualmente en la región, según un estudio que analizó los patrones de circulación de la influenza tipo B y las características de los casos que requirieron hospitalización en 34 países.

El virus de la gripe, o influenza, varía año a año, de modo que conocer qué cepa circula en cada región es clave para la coordinación de los sistemas de salud de una misma zona y para disponer de las vacunas de la mejor manera en base al costo y la efectividad.

El virus de la influenza tiene cuatro tipos: A, B, C y D. Los tres primeros atacan a los seres humanos y el D al ganado. El virus de influenza tipo A es el de mayor circulación y responsable de las últimas pandemias de gripe y complicaciones derivadas, y puede dividirse en diferentes subtipos.

El de tipo B es muy contagioso, pero no produce mayores complicaciones y se divide en dos líneas o cepas: B/Yamagata y B/Victoria, de amplia circulación en América Latina, pese a lo cual hay pocos datos epidemiológicos sobre su incidencia.

Los resultados del estudio publicado en PlosOne se basaron en la información recolectada en 28 laboratorios de los países involucrados y su principal recomendación es profundizar las investigaciones para determinar si en un determinado país finalmente conviene aplicar la vacuna cuatrivalente o la trivalente. Las vacunas trivalentes incluyen dos cepas del virus A y una cepa del virus B; las cuadrivalentes incluyen éstas tres, más una segunda cepa del virus B.

“No siempre circula lo mismo en todos lados y tener la posibilidad de comparar los resultados obtenidos en varios países permite delinear estrategias diferenciales. En este caso, poder mapear y tipificar la circulación de influenza B es interesante ya que hoy disponemos de una vacuna que agrega una cepa B a la ya existente”. Romina Libster – Fundación Infant, Argentina

La tetravalente, aunque tiene un costo más elevado, es la más usada por la mayoría de países de la región, indica Alba Vilajeliu, del equipo de inmunización de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que no participó del estudio.

ES IMPORTANTE SABER QUE VIRUS ESTÁ CIRCULANDO EN LA REGIÓN

“Es importante conocer qué virus de la influenza están circulando en la región causando los casos y muertes en una determinada temporada, cuál es la concordancia del virus que circula con la vacuna que se está aplicando y así estimar la efectividad de la vacuna (es decir, los casos que previene), para informar la composición de la vacuna para futuras temporadas”, añadió.

El estudio comparó la línea o linaje del virus que predominó —es decir Victoria o Yamagata— durante el período 2000-2017 con la vacuna aplicada, para determinar si hubo o no una aplicación inadecuada para el virus circulante.

“Conocer las cepas circulantes del virus B nos puede ayudar a valorar la relevancia y potencialmente evaluar el impacto y costo-efectividad de vacunar con la trivalente o la tetravalente”, precisa Vilajeliu.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) utiliza los datos epidemiológicos de todas las regiones para recomendar cuál debe ser la composición de las vacunas trivalente y tetravalente para la siguiente temporada.

Fuente: scidev.net

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar