Venezuela movilizó tropas a la frontera
Así vivió Cúcuta el primer día de ejercicios militares ordenados por Maduro

• Mientras el régimen de Nicolás Maduro destina recursos en entrenamiento militar, en la Casa de Paso La Divina Providencia -ubicada en Cúcuta- invierten 20 millones de pesos para alimentar a venezolanos vulnerables

A pesar de que régimen de Nicolás Maduro inició este martes entrenamientos militares en la zona de frontera, el flujo migratorio por el Puente Internacional Simón Bolívar se desarrolló con normalidad y permaneció con calma.

El Venezolano Colombia hizo un recorrido (del lado colombiano) en el transcurso de la mañana, y observó desde muy temprano a miles de personas cruzando el puente, con maletas y carritos de mercado para cubrir sus necesidades básicas en Colombia.

En Cúcuta las actividades se desarrollan con normalidad y la gente parecía ajena al despliegue militar venezolano que, según algunas informaciones, tiene su punto fuerte en la localidad de La Fría, en el vecino estado Táchira, a unos 50 kilómetros en línea recta de Cúcuta,

En el barrio La Parada, muy cerca del puente que conduce e Venezuela, se observó presencia de policías antimotines y alrededor de seis militares colombianos, esto como medida preventiva frente a las acciones del régimen de Maduro.

SE TRATA DE UN ANUNCIO MÁS

Las autoridades locales reaccionaron frente a los anuncios del régimen venezolano. El alcalde de Cúcuta, Cesar Rojas Ayala, declaró a los medios que “estos actos solo se tratan de un anuncio más por parte del vecino país”, dijo Rojas.

Ayala señaló que Venezuela debe utilizar los tanques y aviones militares en la frontera, con la finalidad de impedir el paso de delincuentes hacia la ciudad de Cúcuta”, precisó.

“Ojalá movieran esas tropas para controlar el contrabando y para no dejar que la delincuencia venezolana incursione en territorio venezolano”, señaló en mandatario local.

LLEGARON LAS TROPAS A LA FRONTERA

Del lado venezolano Freddy Bernal, designado por Maduro como “protector del estado Táchira”, en su cuenta de twitter @FreddyBernal publicó: “Siguiendo instrucciones del Pdte. @NicolasMaduro, en #Táchira desde #LaFría inician los Ejercicios #VenezuelaSoberaniaYPaz 2019, acción para la defensa del territorio y que se ejecutará en 3 etapas de planificación, preparación y despliegue. ¡Nuestra Victoria es la Paz!”.

El consejero presidencial de Derechos Humanos y Asuntos Internacionales de Colombia, Francisco Barbosa, afirmó que el país está en “alerta máxima” ante los ejercicios militares, mientras que la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, dijo hoy que “no se puede caer en provocaciones” como las de las maniobras de Maduro.

La atención de Cúcuta estaba más volcada al aeropuerto internacional Camilo Daza donde a mediodía una multitud, soldados incluidos, esperaba la llegada de la tenista Camila Osorio, campeona en la categoría júnior del Abierto de Estados Unidos, para darle la bienvenida en un recorrido por las calles de la ciudad.

UNA BATALLA POR LA VIDA

Mientras el régimen de Nicolás Maduro destina recursos en ejercicios de “defensa militar”, el verdadero drama y “batalla” lo viven miles de venezolanos que todos los días acuden a la Casa de Paso la Divina Providencia para conseguir un plato de comida.

En el recorrido que hizo El Venezolano Colombia por esta Casa de Paso observamos que desde las 10 de la mañana miles de venezolanos llegan a este hogar en busca de alimentos y medicamentos.

El coordinador de organización, el padre David Cañas, informó que durante el día entregan 8 mil platos de comida, en la mañana dan 3.500 desayunos y durante el almuerzo entregan 4.500 almuerzos.

Para el funcionamiento de la organización se invierten 20 millones de pesos al día, (unos 6,800 USD) según informó el coordinador. Igualmente, el 80% del personal que trabajan en esta loable labor lo hacen de forma voluntaria.

La Casa de Paso inició actividades en marzo de 2017 en donde empezaron a repartir 1.500 platos de comida: “hoy en día las necesidades de los venezolanos se han duplicado, y cada día que pasa es peor”, destacó el padre David Cañas.

Por: Cenay Sánchez corresponsal de El Venezolano Colombia en Norte de Santander.

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar