Indicó el analísta y escritor Moisés Naím
Maduro sabe que sería suicida lanzarse a una guerra contra Colombia

• De acuerdo con Naím,“el Ejército de Venezuela no es uno con alta capacidad de conflicto” y, además, “Colombia contaría con el apoyo de la región y otros países, sin duda”

Al régimen de Nicolás Maduro “lo une el miedo”. Así lo aseguró en entrevista el analista y escritor Moisés Naím, quien habló sobre la crisis en Venezuela y afirmó que la alerta que declaró el gobernante venezolano esta semana en la frontera con Colombia son ‘chapotazos’ de ahogado, pues Maduro sabe que lanzarse a un conflicto contra este país “sería suicida para él”.

De acuerdo con Naím, que participó en el primer Foro Ágora Bogotá, “el Ejército de Venezuela no es uno con alta capacidad de conflicto” y, además, “Colombia contaría con el apoyo de la región y otros países, sin duda”.

¿En qué estado se encuentra la oposición venezolana?

En enfrentar una dictadura que tiene apoyos de otras dictaduras muy sangrientas; en tratar de consolidar, lo que en política es natural, que es que hay diferentes puntos de vista, hay apetencias, ambiciones. Es natural que los políticos tengan sus propias ambiciones de protagonismo.

Está, por un lado, la buena noticia de que en muy poco tiempo se generó una coalición de 57 países que reconocen al presidente Guaidó. Eso en relaciones internacionales no existe, no hay precedentes porque se dio muy espontánea y rápidamente. Y el presidente Guaidó, a pesar de todos los problemas, sigue teniendo en las encuestas un nivel muy alto de apoyo y de simpatía popular.

La mala noticia es que al régimen no parece importarle el desangramiento del país. El régimen está apoyado por una guardia pretoriana, que son los militares, y que le dan la cobertura que necesita, a falta de apoyo popular. Y están los múltiples intentos de querer cambiar la situación.

Están las negociaciones promovidas por Noruega, el Grupo de Lima, el Grupo de Contacto de la Unión Europea y todo tipo de iniciativas y eventos. La gente buscando cómo romper el impasse que permita que Venezuela intente de nuevo reconstruirse.

 Pareciera que el presidente Guaidó ha perdido la efervescencia…

Sí, pero no. Hay que recordar que Venezuela a finales del año pasado y comienzos de este año era un país postrado, deprimido, sin esperanzas, lleno de hambre, de refugiados, de falta de medicinas, la gente muriéndose en los hospitales y comiendo de los basureros.

Y llegó este joven que nadie había conocido, nadie había oído hablar de él, y le dio esperanzas a un país postrado. Y le dio tantas esperanzas que ahora esto es un búmeran porque allí lo que está pasando es que la gente, que tiene todo el derecho de estar desesperada, quiere cambio ya. Guaidó no ha podido dar el cambio ya. La transición de dictaduras a democracias no es lineal, ni rápida ni sencilla. Hay avances y retrocesos, triunfos y fracasos, etc.

Como el cambio ya no existe, hay desilusión, que a veces es aprovechada por rivales políticos. Pero el mensaje central es que tienen razón de estar desesperados. Sin embargo, no es fácil.

La mala noticia es que al régimen no parece importarle el desangramiento del país

¿Qué caminos le quedan, entonces, al presidente Guaidó?

Hay un escenario posible y es que esto se haga más permanente, es decir, que haya dos gobiernos precarios ambos. Hay un gobierno de Maduro, que tiene el apoyo de las dictaduras del mundo, pero que no tiene realmente apoyo popular. Y hay un gobierno presidido por Guaidó, que también tiene limitaciones, que no tiene la fuerza militar, por ejemplo. No es imposible de imaginar que eso se mantenga por un tiempo.

El otro año tendría que cambiar la presidencia de la Asamblea Nacional. Hay divisiones en la oposición. ¿Se ve alguna luz para que haya unidad entre los opositores?

Pienso que la va a haber y que va a haber todo tipo de ruidos democráticos. Es decir, un ruido democrático es que hay una elección, y en una elección hay diferentes grupos, personas, instituciones y se produce una dinámica muy conocida cuando hay elecciones. Pero creo que al final se va a confirmar la presidencia interina del presidente Guaidó. Pocos de sus rivales tienen el nivel de aceptación popular que él tiene. La brecha que hay entre Guaidó y el resto es enorme.

¿Qué tanto están funcionando las sanciones impuestas al régimen de Nicolás Maduro?

Han tenido consecuencias económicas importantes. Yo he sido partidario de las sanciones personales a miembros del oficialismo y de esas corrientes que están incursos en violaciones de derechos humanos, en torturas, en robos, en enriquecimiento ilícito. Estoy muy a favor de que se les impida disfrutar del dinero que se robaron y se les haga difícil el libre tránsito por los países.

En este momento, en Venezuela hay ambas cosas. Sanciones económicas impuestas por EE. UU., principalmente, y sanciones individuales. La peor sanción, sin embargo, que tiene aniquilados a los venezolanos es la sanción económica que le impuso Cuba a Venezuela. Desde La Habana salen lineamientos y políticas que son las que tienen la economía venezolana con la inflación más alta del mundo, son las que hacen que no haya alimentos ni medicinas.

Maduro admitió conversaciones con EE. UU. ¿Van para algún lado?

No tengo forma de saberlo. Lo que sí sé es que hay profunda desconfianza dentro de la élite gubernamental. No se olvide que Maduro se sienta en su gabinete con un ministro de Defensa que formaba parte de unas conversaciones que hubo a finales de abril, comienzos de mayo, para sacarlo del poder. Maduro, evidentemente, no tiene el poder para sacarlo. Ahí está el presidente del Tribunal Supremo, que también formaba parte de la conspiración.

A ellos los une el miedo, el no saber quién les puede dar las protecciones, amnistías y garantías que necesitan. Cada uno de ellos desconfía del otro. Y cada uno de ellos tiene un gran expediente sobre el otro, que lo protege del expediente que el otro tiene sobre él de crímenes, fechorías, malversación de fondos. Ellos no tienen curriculum vitae, ellos tienen prontuarios.

Para leer completa la entrevista visita la página: El Tiempo

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar