La red tiene 14 albergues en diferentes puntos de Cúcuta, Pamplona y Bucaramanga
Así funciona la red humanitaria que atiende a caminantes venezolanos

• Los ciudadanos venezolanos reciben apoyo en alimentación y hospedaje. Algunas veces se programan jornada de atención en salud para esta población migrante.

Desde el cierre de frontera y el crecimiento de la crisis en el vecino país, miles de venezolanos han tomado la decisión de abandonar su tierra y migrar a otra nación. Ellos viajan solos, en familia o con amigos hacia Colombia, con el fin de buscar un mejor futuro y solventar sus necesidades. 

La gran mayoría de migrantes venezolanos, por su situación económica, caminan por las vías de Colombia para llegar a Ecuador y Perú. El primer punto de entrada a su nuevo futuro es Cúcuta.

Hasta la fecha y según cifras de Migración Colombia, ya van más de 1,4 millones de venezolanos que se han quedado en el país. 

Debido a esta situación, un grupo de 300 voluntarios se juntó desde hace dos años para crear la red humanitaria que atiende a caminantes venezolanos en Cúcuta, Pamplona y Bucaramanga. Los migrantes encuentran en su camino 14 albergues donde les brindan alimentación y hospedaje temporal. 

José Luis Muñoz, vocero de la red humanitaria, explicó que todas las personas que conforman los albergues son voluntarios e inclusive, ciudadanos extranjeros que han llegado a Norte de Santander para apoyar esta labor. 

“Después de conocer lo que estaba pasando con los caminantes venezolanos y ver la situación tan terrible que estaban viviendo, decidimos ayudar. En Pamplona, 800 venezolanos dormían en las calles sin ningún tipo de protección para el frío, las muertes por hipotermia en el Páramo de Berlín y la manera en que llegaban diariamente miles de ellos a Cúcuta, para seguir hacia el interior del país, hizo que varias fundaciones, personas y organizaciones nos uniéramos para crear esta red que brinda ayuda”, contó Muñoz. 

La red humanitaria ha apoyado a cerca de 500 mil personas. De acuerdo con Muñoz, no solo han sido atendidos venezolanos sino también colombianos retornados que buscan una nueva vida.

Estos son los puntos donde se encuentran ubicados los 14 albergues. 

Dos de los 14 albergues son de organizaciones internacionales. Los 12 restantes pertenecen a voluntarios nortesantandereanos que decidieron unirse al equipo y ayudar.

Muñoz recalcó que además del hospedaje y alimentación se realizan jornadas de salud para adultos y niños, actividades recreativas para los pequeños y brindan información vinculada a la migración, como la documentación y las leyes que se rigen en territorio nacional. 

“Esto es una red de voluntariado, ante la falta de recursos lo que nosotros utilizamos son los valores humanos, la creatividad y el valor de ayudar”, dijo. 

José Luis afirmó que cada caminante que pasa por los albergues recibe alimentación. Cada uno de ellos ha firmado una agenda donde evidencia que son más de 5 millones de almuerzos los que se han servido desde entonces. 

Él asegura que cada albergue se ha mantenido gracias a las donaciones que hacen entidades privadas, organizaciones internacionales y personas que ayudan cuando pueden. 

“Hay personas que pagan la luz, otras que se ofrecen a pagar el arriendo de las casas, otras compran el gas y donan alimentos, y con cada aporte se ha logrado mantener la red para atender a los venezolanos”.

 PREOCUPACIÓN

La taza de café con pan y el almuerzo de arroz, lentejas y pollo, podrían dejar de servirse a los más de 600 caminantes que pasan por los albergues debido a que los recursos se están agotando. 

“Me disgusta que la gente utilice el nombre de la red y de los albergues para pedirle al gobierno dinero y ayudar, cuando no es así, nosotros somos independientes y hasta el momento no hemos recibido ningún tipo de recurso del Gobierno Nacional o de políticos. La única organización internacional que nos envía más de 80 toneladas de alimentos es la de ex miss Venezuela Cristal Montañez, que vive en Houston y a través de su proyecto Hope for Venezuelan Refugees envía la comida para los albergues, pero hasta ahí”, reveló. 

Muñoz considera que la atención a venezolanos podría aumentar si se articulan las alcaldías de Cúcuta, Pamplona y Bucaramanga. Según él se podrían unir fuerzas para mantener la red humanitaria y seguir prestando atención a los más necesitados.

Fuente: La Opinión

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar