Opinión
Extrapolar el caos

Por: Analítica.com │ Twitter: @Analitica

El régimen ya no sabe qué hacer para intentar recuperar la popularidad perdida y que por lo visto, hagan lo que hagan, no recuperarán.

Intentaron encender la llama del nacionalismo con el tema, por cierto muy mal manejado, de la reclamación del Esequibo. No lograron encender ni un mogote, ya que la gente está curada en salud y lo único que en realidad desea es que terminen de irse, para ver si el país se recupera de la peste que lo ha decimado.

Luego fue la supuesta alarma naranja ante el peligro colombiano, que en realidad si existe, pero no el de la hermana República, sino el que causan los bandoleros del ELN.

Después se inventaron el renacimiento de la lucha armada en Colombia, que supuestamente protagonizarían miembros disidentes de las FARC. No terminó de hacer su anuncio el guerrillero Iván Márquez, desde algún lugar “ seguro» en nuestro territorio y ya, al día siguiente, un operativo del ejercito colombiano en su territorio acabó con una célula completa de los disidentes.

Frente a todas las encuestas que reflejan el deseo, casi unánime, de que Maduro debe irse, el régimen lanzó varias ofensivas internacionales. La primera un lánguido y mas bien patético encuentro en Caracas del Foro de Sao Paulo, que no cubrió ni las mas pesimistas expectativas. Luego vino el viaje a Rusia, en el que fueron por lana y regresaron trasquilados, y también, el más que incompresible viaje a Corea del Norte, del cual, hasta donde se sabe, solo recibieron un hermoso ramo de flores.

Ahora pasan a otro nivel de acción, intentar desestabilizar a su antiguo compañero de ruta, Lenin Moreno. También promueven en Dominicana un rechazo a las elecciones primarias en las que perdió su candidato preferido. Por otra parte, en Argentina, según afirma públicamente Lenin Moreno, estarían financiando al candidato que hace pareja con la Kirchner y, por último, en Perú. Están averiguando dónde tienen mejores posibilidades de ayudar al caos.

Estas acciones, sin la chequera que se mueve por el continente y sin un líder carismático que las promocione, solo servirán para que los chuleen y les saquen algunos billetes verdes, que tanta falta hacen en nuestro país para resolver algunos de los múltiples problemas que nos aquejan.

Es cada dia más claro que el régimen perdió el norte, y que de una u otra manera tienen sus días contados. Esperemos que les quede algo de lucidez y entiendan que la píldora menos amarga terminará siendo escandinava.

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar