Fueron nominadas 24 empresas en ocho categorías, seleccionadas entre los 50.000 empresarios
Premian talento de empresarios colombianos que tienen historias inspiradoras

• El máximo premio fue concedido a Juliana Rodríguez Rojas, una emprendedora de 27 años que creó el concepto artístico más innovador de Medellín

Ocho empresarios colombianos de distintos sectores fueron premiados en Medellín por la Corporación Interactuar para exaltar sus “historias inspiradoras” y estimular su talento emprendedor por contribuir al desarrollo económico de sus regiones.

El Famiempresario Interactuar del Año 2019, calificado por sus creadores como la “fiesta microempresarial” más relevante del sector, tuvo su ceremonia de entrega en el Teatro Metropolitano ante más de 1.600 emprendedores y contó con la presencia del presidente colombiano, Iván Duque.

El máximo premio fue concedido a Juliana Rodríguez Rojas, una emprendedora de 27 años que creó el concepto artístico más innovador de Medellín tras explorar diversos formatos y fusionar el teatro, la danza, la música y el circo.

Con su proyecto Casa Tomada, que también recibió el premio en la categoría “Empresa Cultural”, pasó del microteatro a montajes de gran formato con hasta 650 artistas y se consolidó como una productora de eventos y espectáculos.

“Los sueños están para ser una guía y cumplirlos. Nuestro camino fue crear una empresa en el arte. Y así seamos del sector cultural y parezcamos unas personas muy raras, podemos hacer lo que nos gusta, hacer empresa, generar dinero y oportunidades”, expresó a Efe Rodríguez, distinguida anoche con el galardón absoluto del Famiempresario del Año.

En la edición 29 de estos premios, realizada bajo el concepto “Tejedores de Historias”, fueron nominadas 24 empresas en ocho categorías, seleccionadas entre los 50.000 empresarios que acompaña Interactuar con servicios financieros, de conocimiento y redes.

El director Ejecutivo de Interactuar, Fabio Andrés Montoya, declaró a Efe que estos premios permiten visibilizar a la microempresa, un “ecosistema” con “especímenes hermosos e historias distintas” puede llegar a ser un motor de desarrollo para el país.

“La microempresa ha estado oculta y la tildamos de informal, pero es un motor social y económico para en Colombia. Mueven 45 billones de pesos mensualmente (unos 13.000 millones de dólares) y pueden generar alrededor de 13 millones de empleos”, sostuvo Montoya.

A Elmer Zapata Rojas, de la Asociación de Cacaoteros de Valdivia (Asocaval), que cuenta con 72 miembros y despliega proyectos que apoyan a más de 300 familias en un territorio que sustituyó los cultivos ilícitos por cacao, le fue otorgado el premio en la categoría de “Asociatividad”.

Como “Joven Emprendedor” fue reconocido John Alexander Arango por Fryscol, una empresa familiar que desarrolla mezclas para productos de heladería, mientras que a Cristian Pájaro Morales, del departamento caribeño de Córdoba, le exaltaron su deseo de superación con el premio “Mérito a la Perseverancia” por los avances con su taller de calzado que abrió un punto de venta y genera siete empleos.

El premio en “Crecimiento Empresarial” recayó en Julián Cardona Restrepo, del municipio de Cañasgordas, en el departamento de Antioquia (noroeste) al poner en marcha Café Canelo, un emprendimiento que complementa su oferta de tiendas con una línea empresarial, coloquios y catas de café, entre otros servicios.

Interpretar al agro como una empresa sostenible hizo a Natalia Gil merecedora del galardón en la categoría “Desarrollo Rural” con su empresa Panela TL en Campamento (Antioquia), donde la diversificación de productos y la tecnificación elevó el perfil de lo que inició como un modesto emprendimiento familiar.

Piedad Rojo Valencia consiguió con Productos Alimenticios JB Maní el premio en “Generación de Empleo” al contar con 22 trabajadores con salarios justos y trato equitativo.

Contribuir con la resocialización de unos 30 reclusos de la cárcel de Bellavista en Medellín que confeccionan prendas de vestir convirtió José Iván Arteaga en el ganador en la categoría “Impacto Social” con su empresa Bebés Estrella, que además de innovar con su ropa para niños ha llevado esperanza a la población carcelaria.

En el cierre, el presidente Duque reconoció la labor de Interactuar y señaló que ver nacer y crecer a una empresa es “sinónimo de heroísmo” por las dificultades que afrontan los emprendedores.

“Ver estas historias me reafirma las razones por las que el emprendimiento tiene que ser un pilar para la transformación de nuestro país. Hemos visto historias fascinantes como la de Casa Tomada, una historia de economía naranja e innovación, la de los ‘agromillennials’ o la de cambiar la coca por el cacao”, enunció Duque.

La ceremonia también contó con la presencia del viceministro colombiano de desarrollo empresarial, Saúl Pineda, y el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, además de la presentación de grupo musical Alma Negra, que participa de un proyecto de emprendimiento cultural en Urabá.

Con información de EFE

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar