Opinión
¿Cuánto le costaría al Estado colombiano no atender el fenómeno migratorio?

Por: Ronal Rodríguez | Coordinador del proyecto “Edificando Consensos para la Migración” del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario y la Konrad Adenauer Stiftung

El gobierno colombiano ha señalado que, de acuerdo con estimaciones del Banco Mundial, el costo para el Estado para atender la creciente movilidad humana asciende a los 2.000 millones de dólares al año.

Según Carlos Holmes Trujillo el Estado colombiano ha invertido 139 millones de dólares en los niños, niñas y jóvenes provenientes de Venezuela que han ingresado al sistema educativo, y se han gastado 124 millones de dólares más, en la atención en salud de 474.539 ciudadanos venezolanos, de ellos 157.180 niños, niñas y adolescentes y 101.148 madres gestantes.

Pero como también lo señaló el Canciller saliente en el lanzamiento del Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes 2020, según las estimaciones del Banco Mundial el costo para el Estado colombiano asciende a los 2.000 millones de dólares por año.

Las proyecciones no son mejores, se estima que para finales del 2020 aproximadamente 6,5 millones de venezolanos se verán forzados a dejar su país, es decir el 19,62% de la población.

Hoy en Colombia ya se encuentra el 4,61% de la población del hermano país y el 13,39% de los habitantes de Venezuela tienen la tarjeta de movilidad fronteriza TMF, es decir que dependen de pasar al territorio colombiano para la consecución de bienes y servicios.

En otras palabras 18,54% de los ciudadanos venezolanos dependen de las actividades económicas que pueden desarrollar en el Estado colombiano, y eso en términos de las cifras oficiales de Migración Colombia y sin contar el tema de los retornados colombianos sobre los cuales no se tienen datos claros.

El actual gobierno de Iván Duque ha formulado su plan de desarrollo centrado en la equidad, no obstante, los resultados que arrojará su gestión en temas sociales serán negativos. En materia de educación varios de los indicadores se verán afectados porque no sólo se reportarán los resultados de Colombia, sino que se evidenciarán algunos de los datos que el Estado venezolano ha ocultado desde el 2006.

El nivel educativo del hermano país se desplomó por las políticas de la Revolución Bolivariana, y hoy muchos de sus resultados se evidencian cuando un niño venezolano ingresa al sistema educativo colombiano y debe hacer un gran esfuerzo por nivelarse, lo que muchas veces incide entre otros factores en la deserción escolar que se presenta en la población en condición de movilidad humana, afectando las mediciones colombianas en la materia.

Igual sucede con los temas de salud, el chavismo destruyó el sistema de salud venezolano, ha ocultado la información epidemiológica y ha negado por motivaciones políticas la atención básica a sus ciudadanos, -el que no tenga el “Carnet de la Patria” no tiene acceso a los servicios, tratamientos y medicamentos para la atención-.

Enfermedades controladas por el sistema de salud colombiano han reaparecido con la llegada de los migrantes desatando algunos temores infundados. Por ejemplo: con los casos de sarampión, realmente no representan un riesgo inmediato para la población colombiana porque nuestro sistema de vacunación nos brinda un escudo epidemiológico que nos protege, no obstante, es fundamental vacunar a la población que llega para evitar que se convierta en un problema en el largo plazo, como se viene haciendo.

Para leer la información completa vista El Espectador

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar