El viceministro sueco de Cooperación visitó N. de Santander para enfocar estrategia hacia el país
‘Me impresiona la solidaridad de Colombia hacia los venezolanos’

• Esta fue una de las impresiones que le quedaron a Per Olsson Fridh, viceministro sueco de Cooperación Internacional para el Desarrollo, tras su visita a Colombia entre el 26 y el 29 de noviembre

“Estoy muy impresionado por el nivel de solidaridad de los colombianos hacia los venezolanos que ya han cruzado la frontera (…) y la voluntad de asumir el trabajo con los venezolanos que vienen, especialmente luego de conocer en qué condición se encuentra Norte de Santander si se deja a un lado la crisis migratoria”.

Esta fue una de las impresiones que le quedaron a Per Olsson Fridh, viceministro sueco de Cooperación Internacional para el Desarrollo, tras su visita a Colombia entre el 26 y el 29 de noviembre en compañía de una delegación de alto nivel que busca fortalecer y mejorar la estrategia de cooperación entre los dos países para los próximos años en ejes como la aplicación de los acuerdos de paz, el desarrollo sostenible y la crisis de migración venezolana.

Uno de los puntos en la agenda del viceministro fue la visita al departamento de Norte de Santander, con la coordinación y apoyo de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de Estados Americanos de (MAPP OEA).

Durante la visita, el viceministro y su delegación tuvieron la oportunidad de interactuar con actores sociales de diferentes ramas quienes explicaron desde sus propias experiencias cómo viven los rezagos del conflicto armado, la implementación de iniciativas propias de la comunidad para hacer frente a situaciones de violencia y vulnerabilidad y las problemáticas que han surgido en la región a partir del fenómeno migratorio venezolano.

Con respecto a este último tema, el viceministro sueco considera que uno de los pilares de la estrategia de apoyo y cooperación debería centrarse en el “fortalecimiento de las instituciones estatales” que se encuentran muy ausentes en el departamento y que, junto al control de grupos armados ilegales sobre gran parte del territorio rural, conforman un panorama realmente difícil para hacer frente a la crisis humanitaria que afecta tanto a la población venezolana como a la población local.

“Lo que realmente falta aquí es que haya instituciones públicas sólidas que puedan garantizar los derechos básicos y fundamentales a todos los que viven, trabajan o pasan por este territorio”, afirmó el viceministro.

Por otra parte, el funcionario reconoció y felicitó los esfuerzos y la labor de los líderes sociales y defensores de derechos humanos de la región que, a pesar de las constantes amenazas, trabajan por las garantías humanitarias tanto de la población local como de la población venezolana.

Perspectiva de género

Otras de las citas dentro del itinerario en Norte de Santander estuvieron marcada por el encuentro con lideresas y jóvenes del Catatatumbo y del área metropolitana de Cúcuta que expusieron sus proyectos e iniciativas para crear espacios de conciencia, aprendizaje, resiliencia y desarrollo sostenible desde contextos marcados por la violencia y la vulnerabilidad de la población.

El viceministro se preocupó por poner sobre la mesa las problemáticas sociales que se enmarcan dentro de la violencia de género y manifestó a EL TIEMPO un gran interés en enfocar parte de su estrategia de cooperación en estos problemas.

“Hice muchas preguntas sobre la situación de las mujeres y los jóvenes en términos de vulnerabilidad, de ser víctimas de violencia, abuso sexual y explotación y recibí muy pocas respuestas. Por esto creo que debemos intensificar y fortalecer la perspectiva de género para asegurarnos de que no solo trabajemos con el empoderamiento de las mujeres y fortalezcamos a las organizaciones y líderes de mujeres, sino que también tengamos números y estadísticas sobre cuántas víctimas hay, qué tan mala es la situación y qué podemos hacer para revertirla y resolverla”, expresó el funcionario.

Ahora Suecia buscará renovar su estrategia de cooperación para apoyar los esfuerzos de Colombia para la construcción de paz, luchar contra la violencia de género y mitigar la crisis migratoria venezolana.

Fuente: Diario EL TIEMPO

Nota relacionada:

Se necesitan 1.350 millones de dólares para ayudar a los refugiados y migrantes de Venezuela

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba