Con criterio profesional para el grupo poblacional específico
Más de un millón de migrantes han sido atendidos por la Alcaldía de Bogotá

Se creó una estrategia para brindarles a los migrantes venezolanos servicios de salud, educación y orientación en trámites

La presencia de ciudadanos venezolanos en Colombia va en aumento. La situación ha generado preocupación entre las autoridades, sin embargo, Bogotá no ha sido ajena a esta y ha creado mecanismos para asumir los retos que plantea el fenómeno migratorio como la Ruta de Atención al Migrante, los Centros Integrales de Atención al Migrante(CIAM) y el Centro de Atención para Niños Abrazar.

Yadubi Delgado, vendedora de frutas en el sector de Patio Bonito, llegó hace dos años a Bogotá en busca de oportunidades. En su país natal, Venezuela, no tenía cómo alimentar a su hija. “Cuando se tiene hijos, no tienes forma de decirles que no, y el no tener con qué comprarle sus galletas y sus cosas fue muy duro. Solo trabajar para conseguir un arroz y una harina porque no alcanzaba el sueldo allá”.

Yadubi, a pesar de ser nueva en la urbe bogotana, no se sintió pérdida. “Primero recibí orientación, después me pasaron a donde la trabajadora social, luego a la de educación”, cuenta ella.

ESTRATEGIA DEFINIDA

El alcalde Enrique Peñalosa creó una estrategia para brindarles a los migrantes venezolanos servicios de salud, educación y orientación en trámites con el fin de facilitarle la vida a estas personas. Así nació la Ruta de Atención al Migrante Instaurada por la Secretaría de Integración Social.

El punto inicial de esta estrategia se encuentra ubicado en la terminal de transporte de Bogotá, dónde se ubica el SuperCade Social. Allí, las secretarías y organizaciones no gubernamentales trabajan de manera conjunta en la orientación a migrantes venezolanos recién llegados para que puedan satisfacer sus necesidades primarias.

También están los Centros Integrales de Atención al Migrante(CIAM), donde los extranjeros pueden obtener asesoría en diversos temas.

MANOS AMIGAS PASO A PASO

“Cuando estas personas llegan al CIAM, encuentran un grupo de profesionales para atenderlos. Abogados, trabajadores sociales y psicólogos empiezan a mirar cuál es su situación. Nuestros abogados los orientan en todo el tema legal para que no hayan abusos, porque con el tema de permisos que le competen al gobierno nacional, se distorsiona y les dicen muchas mentiras”, explica Gladys Sanmiguel, secretaria de Integración Social.

Además los ayudan en la búsqueda de empleo a través de asesorías. Por ejemplo, Yadubi consiguió empleo un mes después de llegar a Bogotá gracias a la solidaridad de una colombiana que le ofreció el trabajo.

Antes, su núcleo en el país lo conformaba su hija y su tía, pero ahora son cuatro personas. En Colombia, esta migrante quedó en embarazo. Gracias a la guía que recibió, fue atendida por medio de su sisbén y logró que su alimentación, cuidados y controles no fueran problema durante su embarazo.

Igualmente, para su hija mayor consiguió asegurarle un cupo en el colegio y que fuera incluida como beneficiaria del sisbén.

Para la Alcaldía Peñalosa, la atención a la primera infancia en condición migrante también fue una prioridad, por eso se creó en Centro de Atención para Niños Abrazar que ha atendido a más de 380 infantes.

“Es un sitio para que los migrantes que están en una alta condición de vulnerabilidad y se ven obligados a salir a las calles a ejercer trabajos de carácter informal o actividades de rebusque, nos dejen a los niños. No queremos niños en la calle, Bogotá ha sido contundente con la protección de los niños”, agregó Sanmiguel.

La estrategia de atención en calle para menores de edad ha beneficiado a más de 2.000 niños.

La secretaría de integración social explicó en que consiste esa modalidad de atención para menores migrantes: “Tenemos 60 profesionales recorriendo las calles, mirando en qué condiciones están los niños, identificando cuáles son los puntos más álgidos de la ciudad. Se identificaron 19 puntos que han sido intervenidos de manera interinstitucional. Hemos llegado a esos puntos de la mano de la Secretaría de Salud para trabajar un tema de tamizaje, para hacer vacunación, vamos con la Secretaría de Educación para ver a qué colegios quieres acceder”.

Hasta la fecha, hay registrados en Bogotá 313.000 ciudadanos venezolanos, pero las estimaciones ubican la cifra más allá de 500.000 migrantes. En temas de salud, educación, empleo y otras necesidades se han atendido más de un millón de ciudadanos venezolanos con una inversión cercana a los 70.000 millones de pesos.

Con información de Conexioncapital.co

Nota relacionada

Unicef reforzará apoyo a los niños de Venezuela este 2020

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar