Opinión
La crisis venezolana

Por: Analítica.com │ Twitter: @Analitica

La crisis venezolana se suele explicar solo por sus consecuencias, pero no por sus verdaderas causas.

En la reunión de Múnich sobre seguridad se afirmó que la crisis venezolana era uno de los acontecimientos más críticos del 2020.

Pero el enfoque analiza de manera errónea la crisis, atribuyéndola esencialmente a los efectos producidos por las sanciones ejercidas principalmente por el gobierno de los Estados Unidos.

Cabría hacer la pregunta de si la exponencial migración de Venezuela a diferentes lugares del mundo ha sido un fenómeno anterior o posterior a las sanciones.

De ser anterior, como lo señala la realidad, ¿cuál es entonces la causa de ese lamentable y peligroso fenómeno? ¿Hay acaso una guerra civil en curso, o como en algunos otros países del mundo un conflicto de orden religioso que ponga en peligro a aquellos que no creen igual?

La otra pregunta que debe formularse es si el deterioro de las condiciones económicas, y en particular de la producción petrolera, es previa a las sanciones o posterior a las mismas. Como se sabe la producción petrolera ha venido cayendo desde hace varios años y, en particular, después del despido de más de 20000 profesionales de una empresa que durante algunos años fue considerada una de las más importantes en el mundo del petróleo.

Venezuela antes del advenimiento del chavismo producía 3,5 millones de barriles diarios, hoy difícilmente llega a los 700.000.

En la Venezuela de finales del siglo pasado, aunque el país tenía sus problemas económicos y sociales, había suficiente producción agrícola y pecuaria para abastecer las necesidades de la población, y la oferta en los expendios de comida era amplia y accesible a la mayoría.

Las exportaciones del país, si bien dominadas por el petróleo, incluían otros rubros de origen industrial y agrícola. Hoy lo que predomina -y no por las sanciones- es la importación de bienes de servicios.

Así se podrían seguir enumerando las causas del deterioro acelerado del país y que el régimen en el poder en vez de resolverlas, las agrava. Y si bien las sanciones pueden ayudar de alguna manera al deterioro, no son en ninguna manera la causa, sino un mecanismo para producir un quiebre en la coalición cívico militar que mantiene en jaque a la población.

Hay sectores políticos en el mundo a los que no les interesan las causas de la crisis venezolana, sino que lo único que buscan es utilizarla para criticar y enfrentar a los EEUU y en particular a su detestado presidente Trump.

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar