Niños venezolanos bailan al ritmo del tambor en el Carnaval Barranquilla

• Un mensaje de hermandad, respeto, inclusión, equidad e interculturalidad promueve el Centro de Pastoral Social Caritas (Cepas) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur)

Un mensaje de hermandad, respeto, inclusión, equidad e interculturalidad promueve el Centro de Pastoral Social Caritas (Cepas) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados(Acnur) con niños y adolescentes venezolanos en el Carnaval de Barranquilla.

“Leo leo le , leo leo la …. Julián Julián , Julián José , repícame los tambores que me los quiero aprender Julián..” así con el ritmo de Tambor Urbano el pasado domingo 16 de febrero 24 niños caminaron y bailaron durante el desfile infantil realizado en la carrera 53 hasta Barrio Abajo.

La sicóloga Katia Polo, coordinadora sicosocial del proyecto Cepas – Acnur explicó que por primera vez se incluye una comparsa de niños venezolanos en el Carnaval y el objetivo es para que “se sientan incluidos y reducir el tema de la xenofobia”.

Este grupo de pequeños inmigrantes vienen principalmente del estado Zulia y están viviendo en diferentes localidades del Suroriente de Barranquilla como el Ferry, Simón Bolívar, Primero de Mayo y la invasión Brisas del Río.

“La experiencia en el Carnaval con los niños fue muy provechosa para ellos, porque ellos dicen que en su país nunca habían tenido la posibilidad de salir y no se festejaba así”, dijo Polo

“Sentir el calor de la gente los hacia parte de ellos, y era reforzarles ese sentimiento de patria porque estaban bailando sus ritmos autóctonos y dar a conocer esa cultura y yo les decía hoy ustedes son Venezuela; ellos se sentían tan orgullosos de llevar toda esa parte cultural de Venezuela y la gente los acogió maravillosa”, destacó la sicóloga.

Polo agregó que es importante que los niños se sientan incluidos y parte de Barranquilla pero que no dejen de ser venezolanos

Antonio Navarro Ferrer, coordinador del proyecto Cepas –Acnur, explicó que desde el año 2019 vienen atendiendo a esta población migrante que llegó procedente de Venezuela y que están viviendo en zonas vulnerables y se encuentra descolarizada.

Navarro señaló que además cuentan con el apoyo y colaboración de otras instituciones como Unicef donde estamos desarrollando una estrategia con 40 niños en la formación complementaria para que lleguen a la escuela regular”

En este proyecto trabaja en los niños el fortalecimiento sicosocial, en jornadas lúdicas, temas de valores y con los padres pautas de crianza, limites, salud sexual y prevención de embarazo.

Los representantes del Centro de Pastoral Social puntualizaron que realizan la atención de los niños y niñas que no estén formalmente estudiando y son venezolanos y colombianos.

Por Miguel Ángel González y Darcy Virginia Fernández

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar