El arroz chino se está vendiendo menos en Cartagena

• Las ventas se han reducido en la ciudad en aproximadamente entre 30 y un 40%

Sí es verdad, han bajado entre un 35 y 40%”, dice Cristina Chan, con una expresión entre preocupada e incrédula. La dueña de dos restaurantes de comida china en Cartagena es una señora que llegó hace 45 años a la ciudad, cuando su papá y un tío vinieron a probar suerte o hacer un ‘puente’ para ir a Estados Unidos, pero terminaron por quedarse, les gustó La Heroica. Ese 35 y 40% del que habla Cristina es una baja de clientes en su negocio, en el Centro Histórico.

Y esa disminución en las ventas se ha reflejado “desde que apareció lo del coronavirus en China, mundialmente la gente anda con mucho temor, obviamente la gente aquí en Colombia también, enseguida enfocaron a los chinos”, exclama dando leves golpes a la mesa y riendo un poco.

Eso le preocupa, pero a la vez le parece increíble que algunas personas aún le pregunten: “¿Los ingredientes vienen de la China? ¿La preparación, todas las salsas, los insumos son de China?… ¡Nooooo! Sí a usted todos los días le encantaba la comida China, por qué de un día para otro enseguida cogió miedo. ‘No yo voy a comer allá porque tienen coronavirus’, me imagino que dicen eso, que se relaciona con eso”.

INJUSTA CUENTA DE COBRO

Son las cinco de la tarde. Cristina, nacida en Hong Kong, me explica que generalmente a esa hora el restaurante está vacío, como en efecto se ve ahora, no hay un solo cliente, pero aclara que es a mediodía cuando los comensales usualmente atiborraban el restaurante, que se nota la diferencia entre el antes y ahora, cuando el temor latente por el coronavirus les han pasado una injusta cuenta de cobro, aunque estén tan pero tan lejos de su tierra natal, al otro lado del planeta, a miles de kilómetros, y aunque en Cartagena no se haya reportado el primer contagiado.

Mientras algunos clientes habituales siguen frecuentándolos, otros ya no lo hacen, entre ellos una pareja que los visitaban desde que eran novios, los visitaban cuando se convirtieron en padres y luego, cuando fueron abuelos, siguieron comiendo en ese restaurante con toda su familia, pero “hoy en día no han venido más”.

Texto extraído El universal, para lectura completa haz click aquí

Nota relacionada:

Conozca las tendencias gastronómicas del Centro Histórico de Bogotá

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar