Solidaridad frente a la pandemia

Por: Roberto Patiño | Co-fundador y coordinador del movimiento MiConvive y #AlimentaLaSolidaridad y miembro del partido Primero Justicia

La llegada del coronavirus a Venezuela encuentra al país en las peores condiciones para enfrentar una emergencia de estas magnitudes y características. El régimen actual violenta los derechos humanos, ha colapsado servicios públicos y sumido a la nación en una crisis económica, social y política sin precedentes.

Es en este contexto adverso en el que debemos enfrentarnos a la pandemia del coronavirus. Desde el Movimiento Caracas Mi Convive, hemos insistido desde un principio en la importancia de los liderazgos locales y la organización de base para lograr cambios en la sociedad.

Hoy, más que nunca, estos liderazgos y esta organización deben servirnos para encarar esta emergencia sanitaria, aunque sabemos que, aunque contribuye, no puede resolverla.

Nuestros comedores se mantienen activos para continuar atendiendo a los más de 14 mil niños en nuestra red nacional de Alimenta La Solidaridad. Las madres y voluntarios encargados están tomando las medidas de prevención de acuerdo a los protocolos emitidos por la Organización Mundial de la Salud.

En este sentido, se está trabajando con guantes y tapabocas, manteniendo la distancia interpersonal de dos metros y limpiando con jabón instalaciones, equipos y utensilios. De igual forma se han modificado horarios de trabajo, para mantener un máximo de 8 niños por comedor e impedir que se produzcan aglomeraciones. Continuamos asesorándonos con expertos en la materia para extender, profundizar y mejorar estas medidas.

La solidaridad en estos momentos está enfocada en no convertirnos en transmisores de la enfermedad y proteger a los grupos vulnerables de la tercera edad y los enfermos crónicos. Debemos difundir información veraz y confirmada, así como escuchar las indicaciones de los expertos médicos.

De igual forma, la solidaridad implica que debemos ayudar y apoyar a las comunidades que han sido más afectadas por la crisis: recordemos las dificultades que tiene gran parte de nuestra población para el acceso a medicamentos, agua, electricidad y transporte, lo que genera una gran dificultad para poder implementar las recomendaciones necesarias para frenar la extensión de la pandemia.

El ejercicio de una solidaridad responsable nos ayudará a combatir esta pandemia. El liderazgo debe informar, educar y dar el ejemplo y las redes de apoyo deben cohesionarse y extenderse en la promoción y difusión de las medidas. Nuestro mensaje es de resiliencia y esperanza: de manera organizada e inteligente, podemos superar a la enfermedad. Este momento debe servirnos para encontrarnos en la ayuda y el trabajo conjunto, y no en el oportunismo y los afanes egoístas. Solo juntos saldremos adelante.

Fuente: Analítica

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar