#SoyVenezolano: Miguel Rodríguez

● Este maratonista de 35 años nos cuenta su historia de vida y migración en esta nueva entrega de Soy Venezolano │Por: Haryanna Lagonell Briceño

Miguel Rodríguez, entrenador deportivo y coach venezolano con certificados avalados por el Comité Olímpico, ha desafiado la altura -y el frío- de Bogotá durante tres años para afrontar grandes competencias. Este maratonista de 35 años nos cuenta su historia de vida y migración en esta nueva entrega de Soy Venezolano:

  • ¿Quién es Miguel Rodríguez?
  • Soy de Puerto la Cruz, estado Anzoátegui, y desde pequeño he estado vinculado con la actividad deportiva. A los 18 años empecé como atleta activo con carreras pequeñas de  5k y 10k, representando a mi estado en la selección de atletismo. Poco a poco me fui formando como entrenador deportivo de triatlón y maratón. También he participado en entrenamientos de preparación física integral dirigido a deportistas para distintos maratones. Tengo 35 años y vivo en Bogotá.
  • ¿Cuándo decidiste salir de Venezuela?
  • Tomé la decisión de salir del país el 3 de octubre del 2016, por la situación política y social: ya no se conseguían productos y tenía que hacer colas enormes para comprar alimentos. Además, pasé por una situación difícil: fui víctima de un atraco con arma de fuego y me robaron el carro de mi madre. Tras vivir todo eso, consideré seriamente mi salida de Venezuela.  
  • ¿Cómo han sido tus años en Colombia?
  • En Colombia llevo 3 años y 3 meses. Estuve en Medellín durante un mes en casa de un familiar; allí escuché sobre posibilidades de trabajo en Bogotá y me vine. Todo fue un proceso. Cuando decidí migrar a Colombia significó abandonar mi zona de confort, tuve que cambiar muchas cosas. Estaba claro que no venía de turismo y sabía que los días iniciales no iban hacer fáciles, pero asumí el reto y aquí estoy.

“Soy venezolano aquí en Colombia y en el país que sea, siempre mis raíces y mi tricolor arriba”

  • ¿Cómo fue tu proceso de adaptación a Bogotá?
  • Soy de tierra caliente; así que me costó un poco la adaptación, especialmente por el clima y el frío. Mi trabajo supone entrenar en parques y al aire libre desde la 4:30 de la madrugada. Por las bajas temperaturas llegué a quedarme sin oxígeno en ocasiones y entrenar a mis deportistas en esas condiciones. El tráfico de la ciudad también es complicado; así que a los 4 meses de estar aquí, mandé a buscar mi bicicleta a Venezuela y ando en cicla para todos lados, me rinde full el día y ando activo y entrenando al mismo tiempo.
  • ¿Cuáles han sido tus trabajos en Bogotá?
  • Primero, quiero contarte que cuando llegué a Bogotá no tenía nada, ni cocina, ni nevera, ni lavadora, ni cama en mi casa; solo tenía muchas ganas de mostrar mi trabajo y salir adelante como migrante venezolano. Luego de 25 días en la ciudad, conseguí trabajo en un centro de entrenamiento físico. Claro, los primeros meses fueron duros, sacrifiqué muchas cosas.

“Cuando el camino se pone difícil, lo principal en la migración es tener mente positiva, creer en Dios y tener fe. Las metas se logran si tienes disciplina”

  • ¿Tuviste que abandonar tu carrera deportiva?
  • Sí, tuve que abandonar alrededor de un año mis entrenamientos para maratón y triatlón, eso me afectó muchísimo: a un deportistas de corazón como yo le puedes quitar todo, menos su pasión por el deporte. Me dediqué a trabajar desde las 6:00 am hasta las 10:00 pm exclusivamente en ese centro de entrenamiento.
  • ¿Y qué haces actualmente?
  • A principio del 2018, recibí una oferta de trabajo con la marca Adidas y de un club de triatlón. De modo que renuncié al centro de entrenamiento. Desde entonces me dedico de lleno a trabajar en esos proyectos.
  • ¿Sientes orgullo cuando dices: “Soy Venezolano”?
  • Claro que sí, me siento muy orgulloso de representar a mi país. Mis fotos con mi bandera siempre en alto, lo confirman. Soy venezolano aquí en Colombia y en el país que sea, siempre mis raíces y mi tricolor arriba.
  • ¿Qué consejos le darías a los venezolanos en Colombia?
  • Cuando el camino se pone difícil, lo principal en la migración es tener mente positiva, creer en Dios y tener fe. Las metas se logran si tienes disciplina, ese el consejo que le doy a mis paisanos que están aquí y en otros países.

Por: Haryanna Lagonell Briceño

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar