La pandemia de COVID-19 cuesta la vida a otros dos médicos colombianos

• El Gobierno no informó la identidad de las víctimas ni los centros en los que trabajaban los dos médicos por respeto a la intimidad de las familias

El Venezolano Colombia | EFE

La pandemia de COVID-19 está causando estragos en el personal sanitario de Colombia, donde este miércoles se informó de la muerte de dos médicos en Cali, con lo cual son cuatro los galenos fallecidos en el país, y del contagio de diez trabajadores de una clínica en Pereira.

“Lamentamos informar el fallecimiento, a causa de coronavirus, de dos médicos en la ciudad de Cali. Quienes mueren luchando por la vida de otros merecen todo el reconocimiento”, manifestó el Ministerio de Salud en su cuenta de Twitter.

El Gobierno no informó la identidad de las víctimas ni los centros en los que trabajaban los dos médicos por respeto a la intimidad de las familias.

Con estos casos son ya cuatro los médicos fallecidos en Colombia en tan solo cinco días ya que el pasado sábado murieron en Bogotá los doctores Carlos Fabián Nieto, de 33 años, que trabajaba en el servicio de urgencias de la Clínica Colombia, y William Gutiérrez, de 59, anestesista e intensivista del Centro Policlínico del Olaya.

CONTAGIOS EN HOSPITALES

Tras el fallecimiento del doctor Gutiérrez, las autoridades de Bogotá ordenaron el cierre temporal de la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Policlínico del Olaya al detectarse que otros miembros del personal sanitario de ese centro también dieron positivo por coronavirus.

Según testimonios recogidos por las autoridades, el foco de contagio puede haber sido uno de los médicos del Policlínico que viajó en marzo a Brasil, primer país latinoamericano en confirmar casos de COVID-19, y a su regreso incumplió las medidas de aislamiento preventivo ordenadas por el Gobierno para viajeros procedentes del exterior.

“De acuerdo con los análisis realizados y la información recibida en las diferentes investigaciones epidemiológicas (…) se concluyó que dicho brote tuvo origen en un profesional de la salud que estuvo fuera del país y que no reportó de manera oportuna dicho viaje a la institución, ni cumplió con la medida de aislamiento”, detalló en un comunicado la Secretaría de Salud de Bogotá.

El Ministerio de Salud de Colombia ha confirmado 2.979 personas con COVID-19 en el país, de las cuales 127 fallecieron, 354 se han recuperado y el resto es tratado en casa o en hospitales.

NUEVO FOCO EN PEREIRA

A los contagios del Policlínico del Olaya se sumaron otros diez confirmados hoy por la Clínica Los Rosales de Pereira, ciudad de la zona cafetera del centro del país.

“Hoy, la alegría de ver salir al primer paciente de COVID-19 totalmente recuperado de nuestra clínica, contrasta con la preocupación de ver el resultado positivo para este virus en 10 de nuestros compañeros”, expresó la institución en un comunicado.

La Clínica Los Rosales añadió que el personal sanitario contagiado es tratado en casa y que un equipo de epidemiólogos trabaja “para definir el mapa de contagio y establecer las medidas adicionales necesarias”.

En Pereira, capital del departamento de Risaralda, hay 51 casos confirmados de COVID-19, otros 17 en la vecina ciudad de Dosquebradas y uno más en Santa Rosa de Cabal.

PRECARIEDAD LABORAL

En las últimas semanas trabajadores de clínicas y hospitales, así como asociaciones médicas han denunciado las precarias condiciones laborales en muchos lugares del país donde el personal sanitario tiene que hacer frente a la pandemia sin materiales de protección adecuados o suficientes, circunstancia agravada por los bajos salarios.

En algunos hospitales las enfermeras han tenido que improvisar “trajes de protección” usando para ello bolsas plásticas para basura y son muchos los que han comprado de su bolsillo el material necesario que deben proveerles los centros donde trabajan o las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL).

“La responsabilidad de los elementos de protección personal es absoluta de los empleadores en conjunto con el apoyo de las ARL (…) según el riesgo que tenga cada nivel de atención”, recordaron en un comunicado conjunto la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, el Colegio Médico Colombiano, la Federación Médica Colombiana y la Federación de Sindicatos Médicos.

Ante esa situación, la Procuraduría General (Ministerio Público) recordó que hoy vence el ultimátum que el Ministerio de Trabajo dio a los empleadores y a las ARL “para entregar equipos de bioseguridad al personal sanitario”.

“Gravísimo registrar dos médicos muertos más en el país (…) La curva de muertes de los médicos hay que pararla”, manifestó en Twitter el procurador general, Fernando Carrillo. 

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar