Nuevo coronavirus: uso racional de los tapabocas en la pandemia

• Actualmente, la OMS recomienda que las personas usen tapabocas si tienen síntomas respiratorios o si están cuidando a alguien con síntomas

Desde el brote del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2), el virus que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), el uso de tapabocas se ha vuelto omnipresente en China y otros países asiáticos como Corea del Sur y Japón.

Se comparan aquí las recomendaciones de uso de tapabocas de diferentes autoridades sanitarias. A pesar de la coherencia en la recomendación de que los individuos sintomáticos y aquellos en entornos de atención médica deben usarlos, se observaron discrepancias con el público general.

Una razón importante para desalentar el uso generalizado de máscaras faciales es preservar estos recursos limitados para uso profesional en entornos de atención médica. El uso universal de mascarillas en la comunidad también se ha desalentado con el argumento de que éstas no brindan protección efectiva contra la infección por coronavirus.

Recomendaciones sobre el uso de mascarillas en entornos comunitarios

QUIÉN

• Si está sano, solo necesita usar una máscara si está cuidando a una persona con sospecha de infección por SARS-CoV-2.China• Personas con riesgo moderado de infección*: barbijo quirúrgico o desechable para uso médico.

* Las personas con riesgo moderado de infección incluyen aquellas que trabajan en áreas de alta densidad de población (por ej., hospitales, estaciones de tren), quienes han estado o viven con alguien en cuarentena y el personal administrativo, la policía, la seguridad y los correos cuyo trabajo está relacionado a COVID-19.

• Personas de bajo riesgo de infección†: barbijo desechable para uso médico.† Las personas con bajo riesgo de infección incluyen aquellas que se quedan en áreas de alta densidad de población (por ejemplo, supermercados, centros comerciales), que trabajan en el interior, que buscan atención médica en instituciones médicas (que no consulten por fiebre) y reuniones de niños de 3 a 6 años y alumnos del colegio.
• Personas con muy bajo riesgo.

‡ de infección: no tiene que usar barbijo o puede usar una máscarilla no médica (como por ejemplo de tela).

‡ Las personas con muy bajo riesgo de infección incluyen aquellas que se quedan principalmente en casa, que realizan actividades al aire libre y que trabajan o estudian en áreas bien ventiladas.

Hong Kong• 

Los barbijos quirúrgicos pueden prevenir la transmisión de virus respiratorios de personas enfermas. Es esencial que las personas sintomáticas (incluso si tienen síntomas leves) lo usen.• Use un barbijo quirúrgico cuando use el transporte público o permanezca en lugares con mucha gente. Es importante usarlo adecuadamente y practicar una buena higiene de las manos antes de usar y después de quitárselo

.Singapur• 

Use tapaboca si tiene síntomas respiratorios, como tos o secreción nasal

.Japón• 

Se cree que la efectividad de usar una mascarilla para protegerse de contraer virus es limitada. Si usa barbijo en espacios confinados y mal ventilados, podría ayudar a evitar la captura de gotas emitidas por otros, pero si está en un ambiente al aire libre, el uso de éste no es muy eficiente.

Estados Unidos• 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades no recomiendan que las personas que están bien usen barbijo para protegerse de las enfermedades respiratorias, incluida COVID-19.• El Cirujano General de los Estados Unidos instó a las personas en Twitter a dejar de comprar barbijos

.Reino Unido• 

Los barbijos juegan un papel muy importante en lugares como los hospitales, pero hay muy poca evidencia de beneficio para los miembros del público en general.

Alemania• 

No hay pruebas suficientes para demostrar que el uso de un barbijo quirúrgico reduzca significativamente el riesgo de una persona sana de infectarse mientras lo usa.

Según la OMS, el uso de éstos en situaciones en las que no se recomienda hacerlo puede crear una falsa sensación de seguridad porque podría llevar a descuidar las medidas de higiene fundamentales, como la higiene adecuada de manos.

Sin embargo, existe una distinción esencial entre ausencia de evidencia y evidencia de ausencia.

La evidencia de que los barbijos pueden proporcionar una protección efectiva contra las infecciones respiratorias en la comunidad es escasa, como se reconoce en las recomendaciones del Reino Unido y Alemania. Sin embargo, son ampliamente utilizados por los trabajadores médicos como parte de las precauciones cuando atienden a pacientes con infecciones respiratorias.

Sería razonable sugerir que las personas vulnerables eviten las zonas abarrotadas y usen barbijos de manera racional cuando se expongan a áreas de alto riesgo. Como la evidencia sugiere que COVID-19 podría transmitirse antes del inicio de los síntomas, la transmisión comunitaria podría reducirse si todos, incluidas las personas que han sido infectadas pero son asintomáticas y contagiosas, usan barbijos.

Las recomendaciones sobre los barbijos varían de un país a otro y hemos visto que el uso de éstos aumenta sustancialmente una vez que comienzan las epidemias locales, incluido el uso de respiradores N95 (sin ningún otro equipo de protección) en entornos comunitarios. Este aumento en el uso de máscaras faciales por parte del público en general exacerba la escasez mundial de oferta de estos insumos, con precios en alza, y los riesgos de las limitaciones en el suministro a los profesionales de la salud.

Como respuesta, algunos países (por ejemplo, Alemania y Corea del Sur) prohibieron la exportación de barbijos para priorizar la demanda local. La OMS pidió un aumento del 40% en la producción de equipos de protección, incluidos barbijos. Mientras tanto, las autoridades de salud deberían optimizar la distribución de éstos para priorizar las necesidades de los trabajadores de la salud y las poblaciones más vulnerables.

El uso inadecuado de los barbijos, como no cambiar aquellos desechables, podría poner en peligro el efecto protector e incluso aumentar el riesgo de infección

Las personas en algunas regiones (por ejemplo, Tailandia, China y Japón) optaron por alternativas improvisadas o el uso repetido de máscaras desechables. En particular, el uso inadecuado de los barbijos, como no cambiar aquellos desechables, podría poner en peligro el efecto protector e incluso aumentar el riesgo de infección.

También se deben considerar las variaciones en los paradigmas sociales y culturales

El contraste entre el uso de barbijos como una práctica higiénica (como en muchos países asiáticos) o como algo que solo las personas enfermas (es decir, en países europeos y americanos) ha provocado estigmatización y conflictos raciales, por lo que se necesita más educación pública. Una ventaja del uso universal de estos elementos es que evita la discriminación de las personas que no están bien porque todos usan uno.

Recomendaciones racionales

Es hora de que los gobiernos y las agencias de salud pública hagan recomendaciones racionales sobre el uso apropiado de barbijos para complementar sus recomendaciones sobre otras medidas preventivas, como la higiene de manos. Actualmente, la OMS recomienda que las personas usen barbijos si tienen síntomas respiratorios o si están cuidando a alguien con síntomas.

Quizás también sería racional recomendar que las personas en cuarentena los usen si necesitan salir de casa por cualquier motivo, para evitar una posible transmisión asintomática o presintomática. Además, las poblaciones vulnerables, como los adultos mayores y aquellos con afecciones subyacentes, deben usarlos si están disponibles.

  • Se podría considerar el uso universal de tapabocas si el stock lo permite.
     
  • Paralelamente, se necesita la investigación urgente sobre la duración de la protección de los mismos.
     
  • Deben fomentarse las medidas para prolongar la vida útil de los barbijos desechables y la invención de las máscaras reutilizables.
     
  • Taiwán tuvo la previsión de crear una gran reserva de éste insumo; otros países o regiones ahora podrían considerar esto como ante eventuales pandemias futuras.

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar