Retorno de venezolanos desde Colombia sería apenas 3,72%

• La cuarentena ha golpeado duramente a los ciudadanos venezolanos en Colombia porque una gran parte de ellos se financia de trabajos informales

EL VENEZOLANO COLOMBIA | EL NUEVO SIGLO

La avalancha de venezolanos que regresaron a su país antes de que Colombia cerrara sus fronteras el pasado 17 de marzo como una de las medidas que tomó el gobierno de Iván Duque para contener la pandemia, cerca de 30.000 personas, llevó a pensar que el retorno sería multitudinario teniendo en cuenta que en nuestro territorio hay más de 1.800.000 de estos extranjeros.

No obstante en realidad ha sido un poco más de 50.000 los que salieron. Una de las razones que explicaría este hecho es que muchos de los que ya están allá no encontraron la ayuda que esperaban.

Según Migración Colombia entre el 14 de marzo y el 13 de mayo un total de 55.888 venezolanos (3,72% del total presente en el país) ha regresado a su patria en medio de la crisis que ha originado la pandemia, que obligó al Gobierno nacional a decretar una cuarentena para quitarle velocidad a la propagación del patógeno, desde el pasado 25 de marzo y que se extenderá hasta el 25 de mayo, tras dos prórrogas que se han hecho.

La cuarentena ha golpeado duramente a los ciudadanos venezolanos en Colombia porque una gran parte de ellos se financia de trabajos informales como ventas callejeras o trabajos al destajo, y viven en cuartos paga-diario, por lo que las restricciones a la movilidad les hace muy difícil generar ingresos.

Por ello se han visto hechos dolorosos en ciudades como Bogotá de nacionales venezolanos que son sacados de los paga-diarios a la calle por no tener con qué pagar.

MIGRANTES CAMINANDO OTRA VEZ DE REGRESO A VENEZUELA

Entonces desde que comenzó la crisis del nuevo coronavirus en Colombia se volvió a ver venezolanos caminando por las carreteras, pero esta vez con rumbo a su país. Otros pocos más afortunados han pagado el tiquete para volver en autobuses.

Sin embargo desde un principio Migración Colombia asumió este proceso de retorno porque determinó que debe hacerse de forma ordenada, tanto por la seguridad sanitaria por el tema del coronavirus como porque en la frontera las autoridades venezolanas tienen una capacidad de atender el ingreso de no más de 300 personas al día.

Por ello Migración Colombia hizo un llamado a los ciudadanos venezolanos para que acaten la medida de aislamiento obligatorio y en caso de requerir retornar a su país, coordinen estos procedimientos con las alcaldías locales, so pena de la imposición de sanciones administrativas y penales.

El director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, dijo que “necesitamos tener un procedimiento organizado que nos permita la movilización de la población migrante en un marco de restricción, sin afectar de manera desmedida las zonas de frontera”.

No obstante no ha sido fácil para las autoridades controlar el retorno de venezolanos a su país, pues se ha sumado el problema de un buen número que vienen desde Ecuador huyendo de la pandemia y que entraron a Colombia burlando el cierre de la frontera, aprovechando las numerosas trochas.

De esta forma en Cali y Bogotá, entre otras ciudades, se han represado venezolanos que quieren retornar a su país, al punto que sus alcaldías incluso han pagado el regreso en buses.

POR QUÉ NO FUE MAYOR EL RETORNO

El investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad  del Rosario, Ronal Rodríguez, consultado por EL NUEVO SIGLO explicó que el primer grupo grande de ciudadanos venezolanos que regresó a su país, unos 30.000, se trata de población pendular, es decir que están en Cúcuta y constantemente pasan a su patria debido a que tienen la tarjeta de movilidad fronteriza.

Dijo que una segunda razón es que “la movilidad de los venezolanos hacia su país está contenida por las medidas que tiene el Estado colombiano, de hecho no es deseable que los venezolanos vayan hacia su país porque la dinámica de un canal humanitario tiene una serie de trabas, y la traba fundamental es que del lado venezolano no se recibe a todos los que están llegando.

Es decir, hay un número de recepción que se da en la zona de frontera porque ese es un acuerdo que por debajo de la mesa se ha venido construyendo, en el cual todos los días se reciben venezolanos pero no en el número que habitualmente se solía dar. En este momento se sabe que más o menos pasan 300 por el puente Simón Bolívar”.

Indicó que estas restricciones han hecho que incluso venezolanos que se han enviado en buses hasta la zona de frontera “quedan en un tapón porque el Gobierno venezolano no les permite el ingreso, y muchos de ellos se han visto obligados a entrar por los pasos irregulares, lo cual los expone más y quedan bajo el control de los grupos armados al margen de la ley”.

Un tercer elemento que según Rodríguez explicaría por qué no fue mayor el retorno de esa población en esta crisis de la pandemia es que “muchos venezolanos que ya han llegado a su país se han percatado que no es cierta la oferta que estaba haciendo el régimen de Nicolás Maduro de una recepción con los brazos abiertos. Por el contrario es muy limitada, los agreden, los tratan como traidores, los procedimientos a los que los están sometiendo de recepción no son muy claros”.

Agregó que no hay un procedimiento médico realmente avalado sino que por el contrario se está “instrumentalizando, muchos de ellos son objeto de propaganda política donde tienen que decir que les está yendo bien cuando llegan a Venezuela, pero la realidad es que los mandan a unas bodegas y los dejan en unas condiciones bastante complejas”.

Señaló el académico “tengo reporte de gente que ha ido y que han terminado regresando a Colombia y algunos nos han reportado que les quisieron hacer pasar por pruebas de embarazo pruebas de Covid-19. Es más para la dinámica propagandística que realmente un proceso de atención”.

◉ Para lectura completa pulse ➦ Aquí

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar