Zoológico en Colombia reabre con restricciones tras seis meses de cierre

• En tiempos normales, el zoológico de Barranquilla podía recibir hasta 4.000 visitantes en un día y hoy, por las restricciones, ese número apenas puede llegar a los 400

EL VENEZOLANO COLOMBIA

Luego de estar cerrado al público por más de seis meses por la pandemia de la COVID-19, el zoológico de la ciudad colombiana de Barranquilla volvió a abrir sus puertas, con restricciones, para que los visitantes puedan disfrutar de las atracciones que ofrece.

El primero de los más de 100 visitantes que tuvo el parque en su reapertura fue Joao Forero, un colombiano que está de vacaciones con un grupo de amigos en esa ciudad caribeña, capital del departamento del Atlántico.

Para ingresar Forero debió cumplir con los protocolos a los que obligan las actuales condiciones por el coronavirus, entre las que están la toma de temperatura; la desinfección de sus zapatos y demás objetos personales, y el diligenciamiento de una encuesta sobre su estado de salud.

“No lo conocía, es la primera vez que vengo a visitar al zoológico de Barranquilla y como me llama mucho la atención, quería conocerlo”, declaró el hombre, oriundo de la ciudad fronteriza de Cúcuta, mientras cumplía con los requerimientos del personal sanitario.

Otra de las personas que visitó el parque fue Luis Miguel Morales, un turista que viajó desde la ciudad de Ibagué (centro) a Santa Marta, en el también caribeño departamento de Magdalena, y decidió aprovechar la cercanía entre ambas ciudades para ir a Barranquilla a conocer el zoológico.

“Estábamos en Santa Marta y miramos por la página de internet del zoológico que hoy era el primer día de apertura después de pandemia y entonces aprovechamos que estábamos de visita y quisimos ser los primeros en entrar”, dijo.

APOYO A LOS ANIMALES

Abierto al público hace más de setenta años, el zoológico de Barranquilla hoy es el responsable de cuidar a 800 animales de 140 especies de Colombia y el mundo, muchos de los cuales están en peligro de extinción.

Roxana Ortega, una barranquillera quien antes de la cuarentena acostumbraba a visitar el zoológico junto con su hijo dos años y su esposo, manifestó que desde hace varios días estaban pendientes de que autorizaran nuevamente las visitas.

“Estábamos pendientes de la reapertura para ayudar, especialmente por los animales, porque fueron seis meses en los cuales no tuvieron un apoyo real. Estuvimos pendientes del internet, hasta cuando nos dijeron que (para ir) era con reserva”, indicó Ortega a Efe mientras observaba un jaguar.

El de Barranquilla hace parte de los doce parques zoológicos y acuarios en Colombia que se vieron afectados por la pandemia y que debieron suspender su principal fuente de ingresos.

En tiempos normales, el zoológico de Barranquilla podía recibir hasta 4.000 visitantes en un día y hoy, por las restricciones, ese número apenas puede llegar a los 400.

Con más de 2,7 millones de visitantes por año, los ingresos por taquilla son la principal fuente de financiación de los zoológicos, dedicados a la educación, investigación, conservación y recreación.

Como los otros once parques que funcionan en el país, el de Barranquilla tuvo que solventar durante el tiempo que estuvo cerrado la alimentación, la salud y demás cuidados de los animales.

TAQUILLA, MAYOR FUENTE DE INGRESOS

El jefe del departamento administrativo y financiero del zoológico de Barranquilla, Alan Abello, dijo a Efe que desde hace varias semanas se trabajó para poder cumplir con los protocolos de bioseguridad y que los visitantes se sientan seguros.

Indicó que durante el cierre obligado que tuvieron durante más de seis meses, el zoo tuvo una seria afectación, pero destacó que las diferentes campañas adelantadas con empresas públicas y privadas les han permitido solventar un poco la crisis.

“Esperamos que con la reapertura la gente se motive a venir y nos ayude financieramente”, agregó al reiterar que la principal fuente de ingresos son las taquillas.

En Colombia muchos de los animales que viven en los zoológicos han sido rescatados o mantenidos ilegalmente como mascotas, por lo que en estos sitios se les brinda una nueva oportunidad, ya que no pueden ser rehabilitados y liberados en lo que eran sus hábitats.

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar