Migrante venezolano en Barranquilla: “La prótesis cambió bastante mi vida”

• Junior Salas recibió una prótesis para sustituir su pierna derecha. Espera lograr un empleo que le permita ayudar a su familia en Venezuela

POR: MIGUEL GONZÁLEZ corresponsal EL VENEZOLANO COLOMBIA

Con pasos muy lentos, apoyado de dos muletas y su pierna izquierda, el zuliano Junior Salas cruzó la frontera colombo-venezolana para mejorar su condición física y lograr una oportunidad laboral en Barranquilla, capital del departamento Atlántico.

Desde aquel 17 de enero, han pasado nueve meses de dificultades, adaptación y agradecimiento. Hoy Junior nos cuenta su historia de vida desde la superación. No es un lamento, ni una queja, sino un ejemplo de fuerza, de fe y dedicación para superar todas las barreras y cumplir sus metas, como lograr un empleo que le permita ayudar a su familia en Venezuela.

“Me vine a Colombia por el problema de la economía, la situación era bastante fuerte en Venezuela. Estando allá tuve un cáncer en la pierna derecha y como no tuve tratamiento por 12 años, tuvieron que amputármela: reapareció de nuevo el tumor”, contó Salas a Rostro Caribe, corresponsal en Barranquilla de El Venezolano Colombia.

SE LOGRÓ EL APORTE

Con el apoyo de la Fundación Panamericana para el Desarrollo (Fupad), el Programa para el Refugiado Migrante (PRM) de Estados Unidos y Humanity & Inclusion se logró el aporte de una prótesis.

“La prótesis me ha cambiado bastante mi vida. Le he echado bastante ganas para adaptarme a ella”

“Gracias a Dios estando aquí en Colombia logré conseguir mi prótesis por medio de FUPAD, quienes fueron los que me remitieron hacia Humanity & Inclusion. Allá en Venezuela iba a ser muy difícil conseguirla porque los problemas son bastante fuertes”, recordó.

Salas vive en el barrio El Carmen, gracias a la hospitalidad que le brindó una familia colombiana.

AYUDAR A SU FAMILIA EN VENEZUELA

“La prótesis cambió bastante mi vida. Le he echado bastante ganas para adaptarme a ella”, dice Junior con la esperanza de lograr un empleo que le permita finalizar sus estudios y ayudar a su familia en Venezuela.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “más de mil millones de personas viven en todo el mundo con alguna forma de discapacidad; de ellas, casi 200 millones experimentan dificultades considerables en su funcionamiento”.

“El mensaje que yo les doy es que sigan para adelante, que las limitaciones son mentales, que no hay limitaciones para nadie, todo lo que tú quieras y puedas hacer, lo puedes lograr, lo aseguro”, puntualizó.

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar