¿Se puede mejorar la memoria pasados los 50?

• Sencillos ejercicios para ayudar a conservar la memoria a medida que se van cumpliendo años

EL VENEZOLANO COLOMBIA | LA VANGUARDIA

Pasados los 50 suele ser habitual tener la sensación de perder la memoria en actos cotidianos recurrentes. Por ejemplo, suele ser habitual levantarse del sofá para ir a hacer algo que acabas de olvidar en ese mismo momento. O no recuerdas el nombre de un actor o de una actriz a los que has seguido durante toda su carrera. O peor aún, no te viene a la cabeza el nombre de una persona que conoces a la perfección.

Son síntomas preocupantes, pero que no tiene por qué ser la antesala de alguna enfermedad degenerativa del cerebro. Puede tratarse únicamente de pequeños episodios originados por múltiples causas, como por ejemplo el estrés.

Ante esta situación, la ciencia ha avanzado mucho y receta el ejercicio como una de las medidas que ayuda a combatir estos síntomas. Para una gran parte de la comunidad científica involucrada en este tema, una de las mejores medidas es la de hacer deporte de forma moderada. Está demostrado que el ejercicio físico pasados los 50 contribuye a evitar una pérdida de las habilidades cognitivas de las personas.

Está demostrado que el ejercicio físico pasados los 50 contribuye a evitar una pérdida de las habilidades cognitivas de las personas
Está demostrado que el ejercicio físico pasados los 50 contribuye a evitar una pérdida de las habilidades cognitivas de las personas (Shutterstock)

Simplemente dedicar 150 minutos de actividad física moderada a la semana o 75 de actividad bastante intensa ayudan a frenar el avance de la desmemoria. Como actividad moderada entendemos el hecho de caminar o ir en bicicleta a ritmo lento, mientras que el atletismo o jugar al fútbol, se consideran ejercicios más intensos.

En esta línea podemos destacar una investigación de la Universidad de Canberra, en Australia, que ha descubierto que para que la memoria no empeore y podamos luchar contra la demencia es muy útil realizar  45 minutos de ejercicio suave al menos una vez a la semana. El citado informe indica que dos de las rutinas más beneficiosas para la memoria son el tai-chi y el yoga, disciplinas de las artes marciales que “incrementan el poder cerebral” de los individuos que sigan incluso una programación de actividades físicas muy simple.

La teoría que defiende el estudio es que con apenas tres cuartos de hora de entrenamiento, podemos mejorar “el pensamiento, la atención y todas las habilidades de la memoria”. Si la práctica de estos deportes llegados de Oriente no te convencen, no te preocupes. Los estudiosos han hallado que diversas actividades aeróbicas como la natación o el entrenamiento con pesas también ayudan a mejorar las habilidades cognitivas de las personas.

Pasados los 50 suele ser habitual tener la sensación de perder la memoria en actos cotidianos recurrentes
Pasados los 50 suele ser habitual tener la sensación de perder la memoria en actos cotidianos recurrentes (Shutterstock)

Hay que dormir

La Universidad de Massachusetts publicó hace unos siete años un informe sobre las bases neurofisiológicas por las que el sueño influye en la memoria y la cognición y concluyó que dormir es importantísimo para la conservación de la memoria. Además de dormir hay que ejercitar el cerebro con rutinas diarias como jugar a algún juego de Brain Training durante 15 o 30 minutos. Y todo ello complementado, como hemos indicado, con ejercicio físico. La Universidad de Pittsburgh sostiene, tras realizar un laborioso estudio, que el ejercicio físico aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo anterior, lo que implica mejorías en la memoria.

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar