La familia venezolana Reinoza Carrillo conmueve con su historia

🔴 La familia fue identificada en Cartagena por la profesional Zully Bayona en Cartagena, quien desde el primer momento reconoció las amplias necesidades de este hogar, sin refugio, poca alimentación y unos ingresos muy limitados productos del reciclaje

EL VENEZOLANO COLOMBIA

La familia Reinoza Carrilo, está conformada por el padre Yolvis Reinoza de 36 años, su esposa y un hijo de 1 año de edad, quienes hace aproximadamente dos años llegaron a Colombia desde Venezuela.

La familia fue identificada por la profesional Zully Bayona en Cartagena, quien desde el primer momento reconoció las amplias necesidades de este hogar, sin refugio, poca alimentación y unos ingresos muy limitados productos del reciclaje.

“Conocí a Yolvis por la Fundación Amanecer, allí le brindaban algunas ayudas y también lo apoyaban con materiales para el reciclaje, lo más triste fue cuando un día nos comentó que ni siquiera podría reciclar, ya que el burro, quien movilizaba su carretilla, había muerto”, menciona Zully Bayona.

La extrema pobreza en la que vive la familia en la ciudad de Cartagena, contrasta con la mágica ciudad, donde la mayoría de los colombianos anhelan llegar para disfrutar de sus hermosos paisajes, historia y diversidad cultural.

Pese a todas las dificultades que han atravesado Yolvis y su familia, no contemplan la posibilidad de volver a Venezuela: “Hace dos años, no teníamos con que comer, no había para la salud ni empleo, nada. Crucé la frontera sintiendo que me faltaba todo, pero había que intentarlo. Aunque muchas cosas me faltan, a mi familia no le falta el alimento básico”, manifiesta Yolvis.

El equipo del proyecto, vinculó la familia en el proyecto para apoyarlo con un triciclo que facilita la recolección de elementos para el reciclaje y así mismo se le ha brindado atención y acompañamiento para el acceso a rutas de atención, y apoyo alimentario de emergencia

EL RECICLAJE COMO MEDIO DE VIDA

La familia, sueña con hacer del reciclaje una actividad, que no sólo les genere estabilidad económica, sino que contribuya con el cuidado y conservación del planeta.

Entre los sueños de Yolvis está tener una recicladora grande donde pueda ayudar a personas que como el vienen a trabajar a este país, y con esto poder tenderle la mano como se la tendieron a él.

Además quisiera continuar capacitándose para hacer mejor su trabajo, ayudarle a las personas que el reciclaje es importante y que todos los que se dedican a esta labor quieren dejar un mundo mejor, menos contaminado y más habitable.

Actualmente, la familia tiene que desocupar la vivienda que poseen en arriendo, por la cual pagan $70.000 pesos mensuales. Por este motivo, se encuentran en consecución de recursos para comprar madera y otros materiales, que le posibiliten construir un espacio donde vivir.

Después de un año, que marcará nuestras vidas con aprendizajes y lecciones producto de la pandemia, es momento de movilizar nuestro corazón para ayudar a los más necesitados.

Te invitamos a que apoyes esta iniciativa con la donación que te sea posible, mercado, materiales, ropa, y/o efectivo, para apoyar esta familia. “Porque siempre es mejor dar que recibir”.

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar