“Transparentes”, viñetas que sacan del silencio a los exiliados colombianos

• En concreto, De Isusi se "desatascó" con dos historias que ha fusionado en el personaje ficticio de Iris (preservar la identidad de las víctimas es fundamental) dos relatos que le pusieron la "piel de gallina" cuando los escuchó.

EL VENEZOLANO COLOMBIA

El exilio colombiano es una experiencia “invisible” que afecta a más de medio millón de personas, ciudadanos que salieron de su país huyendo del terror y a los que el comisionado de la Comisión de la Verdad, Carlos Martín Beristain, quiere dar más voz con “Transparentes”, un cómic de Javier de Isusi.

Por eso, este trabajo del reciente Premio Nacional de Cómic por “La divina comedia de Oscar Wilde” nació, cuenta Martín Beristain a Efe, de la “necesidad” de tener otros lenguajes con los que llegar a públicos más jóvenes y para contar la experiencia del exilio, un hecho que en la actualidad es “inexistente en la ley colombiana”, que reconoce el desplazamiento forzado u otras violaciones de los Derechos Humanos, pero no el exilio.

Así que con los testimonios reales que tiene la Comisión de la Verdad de Colombia (Entidad de Estado que busca el esclarecimiento de los patrones y causas explicativas del conflicto armado interno que satisfaga el derecho de las víctimas y de la sociedad a la verdad) Javier de Isusi se puso manos a la obra para construir su propia historia en “Transparentes” (Astiberri), a la venta el 10 de diciembre.

“Fue muy complicado -reconoce- porque hay tantas historias y porque el exilio colombiano es muy diverso. Están repartidos mayoritariamente en 23 países, y es un exilio muy diverso y con muy poca unión, porque no saben de qué bando va a ser cada exiliado, y plasmar esa diversidad se me hizo muy complicado”.

Por eso el autor vasco necesitaba “algo más de piel”; no es que los testimonios no fueran lo suficientemente dramáticos, sino que necesitaba algo que le tocara “directamente”. Y eso le ocurrió cuando fue invitado a un encuentro de segundas generaciones de exiliados en Sopelana. “Ahí está el germen de este cómic, porque eran chavales bastante jóvenes y escuchándoles me salió la historia”, recuerda.

En concreto, De Isusi se “desatascó” con dos historias que ha fusionado en el personaje ficticio de Iris (preservar la identidad de las víctimas es fundamental) dos relatos que le pusieron la “piel de gallina” cuando los escuchó.

Porque así son estas historias, sobrecogedoras, reales y capaces de tejer una suerte de telaraña que las une convirtiendo el drama del exilio colombiano en una sola voz que gritar para que no se olvide el porqué tantas personas tuvieron que salir de su país por culpa de la violencia de la guerrilla, de los narcos, los paramilitares o el propio Estado.

Junto a Iris, por estas páginas se pasean también Orlando, Olga, Camilo, Angela o Maura. Nombres ficticios de personas de carne y hueso con los que De Isusi y su “Transparentes” ponen de relieve un denominador común: la dificultad que tienen sus protagonistas para narrar lo que le sucedió.

“Son personas que no son capaces de contar lo que les ocurrió, casi todas las historias tienen que ver con el silencio autoimpuesto, la dificultad de poder hablar”, destaca el autor.

Una idea que comparte Martín Beristain: “El objetivo fue construir una narrativa que enlazase las diferentes historias, que tuviera un hilo común”, añade acerca de los perfiles que se pasean por el cómic, una abogada, un líder político, una indígena o un matrimonio de una zona rural.

Eso sí, la esperanza envuelve todas las historias porque Colombia -y gracias en parte al trabajo de la Comisión de la Verdad- ahora lucha por “construir una historia del nunca más”, un “aprendizaje del sufrimiento”, matiza el comisionado.

Con una primera edición de 2.500 ejemplares, “Transparentes” saldrá también en inglés y francés con el objetivo de llegar a otros públicos y países, y así tener una mayor incidencia en todos los países que acogen a estos exiliados para que comprendan este exilio y a sus víctimas.

Además en Colombia, no sólo se podrá comprar, sino que tendrá una distribución gratuita de manos de la Comisión de la Verdad en bibliotecas para así llegar a más gente.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba