Prevención del Covid-19 | Dr. Gonzalo Ruiz

➠ El autor médico egresado en Ciencias Médica (Universidad del Zulia, 1975-1983) con especialidad en Cirugía general/Coloproctología. Es, además, miembro del Consejo Editor Médico de El Venezolano Colombia

Mucho se ha escrito sobre diferentes medidas, fármacos o hasta muy folclóricas mezclas con el objetivo de prevenir el contagio por Sars-Cov 2 y padecer entonces la Covid-19.

El objetivo de este artículo es presentar un resumen breve de los diferentes fármacos que se han sugerido y el verdadero soporte científico que los avala, con la idea de que nuestros lectores puedan tomar medidas efectivas y pertinentes para minimizar el riesgo de contagio.

Esto es lo primero que hay que decir: ninguna medida es 100 por ciento eficaz, pero quizás si combinamos varias podamos tener un descenso significativo del riesgo de contagio.

Varios suplementos para la dieta diaria o moléculas endógenas tienen teóricamente un rol en la prevención o tratamiento de la Covid-19.

“Esto es lo primero que hay que decir: ninguna medida es 100 por ciento eficaz, pero quizás si combinamos varias podamos tener un descenso significativo del riesgo de contagio”

FÁRMACOS MÁS DIFUNDIDOS

Vamos a repasar brevemente los fármacos que hasta ahora se han difundido con más fuerza: n acetil cisteína, vitamina C (acido ascórbico),D y zinc.

Aunque todavía no hay una evidencia de alta calidad que los soporte si hay ciertas situaciones que hemos ido aprendiendo del proceso de esta enfermedad que nos permiten inferir que estos fármacos pueden tener mayor o menor efecto.

Así por ejemplo hemos aprendido que la infección de la covid-19 conlleva un estado de respuesta de inflamación sistémica como lo muestra concentraciones elevadas de citoquinas proinflamatorias.

Hay una evidencia clara de estrés oxidativo que se caracteriza por producción de unas moléculas llamadas ROS resultando en deficiencia de antioxidantes. Estos ROS son los que producen el daño a las células, especialmente en los alveolos pulmonares. Por ello, cualquier molécula que pueda revertir el desequilibrio oxidativo y producir antioxidantes, debería minimizar el daño de la respuesta inflamatoria al tejido atacado. En este caso el mas atacado es el pulmonar.

N acetil cisteina (NAC)

Es un fármaco conocido desde hace años. Se vende libremente y tiene efectos indeseables muy marginales. Al ser ingerido la cisteína es el precursor del glutatión, que es un antioxidante endógeno que frecuentemente se consume en pacientes con estrés oxidativo y respuesta inflamatoria por tanto al tomar NAC restablecemos el equilibrio oxidativo, se produce antioxidantes con un aumento significativo a nivel plasmático y alveolar, condicionando que la tormenta inflamatoria y el daño pulmonar se reduzca.

LA NAC tiene, además, un efecto sobre el moco en el alveolo pulmonar disminuyendo su viscosidad lo que facilita el intercambio gaseoso.

Tiene entonces la NAC un efecto beneficioso especialmente en pacientes con daño pulmonar severo que requieren ventilación.

¿Ahora bien, sirve también como medida preventiva?

Datos no publicados del grupo de infectología del Hospital Simón Bolívar de Bogotá, sugieren que sí. El Dr. Hugo Páez, medico infectólogo, la ha utilizado en más de 600 pacientes de alto riesgo y ha observado como muy pocos pacientes se han contagiado, y aquellos que la padecieron, la severidad fue muy baja. Actualmente se esta programando un estudio que ratifique los beneficios de su uso.

¿Y qué hay de las vitaminas C y D y del Zinc?

Debido a su potencial para influir en la respuesta inmune se ha hipotetizado las vitaminas C, D, y Zinc pueden ser útiles en la prevención de la Covid-19.

Algunos estudios han demostrado que altas dosis de vitamina C disminuyen la severidad y duración de enfermedades respiratorias por rinovirus por lo que se infiere que podría tener impacto en el tratamiento.

Igualmente, algunos estudios han demostrado que la vitamina C disminuye la susceptibilidad para enfermedades respiratorias y neumonía.

LA VITAMINA D

La vitamina D se encuentra en productos lácteos, cereales y aceite de pescado desde donde se convierte a la forma biológicamente activa que es la 25 hidroxyvitamina D en la piel, a través del efecto de la radiación ultravioleta.

Se estima que un 40% de la población norteamericana tiene deficiencia de vitamina D especialmente en invierno, por la baja exposición al sol, y su deficiencia se ha asociado a una mayor incidencia de infecciones respiratorias.

En estudios metaanálisis el suplemento de vitamina D disminuyó la incidencia de infecciones respiratorias agudas por lo que se ha recomendado, especialmente en pacientes de riesgo, pero aún está bajo estudio su eficacia en covid-19.

Zinc

Del Zinc se conoce que es relevante para la función inmune. Las deficiencias de zinc aumentan las citoquinas proinflamatorias y disminuye la producción de anticuerpos. También actúa inhibiendo la replicación del virus (en estudios de laboratorio, in vitro). Sin embargo, ha sido asociado a algunos efectos no deseables frecuentes como nauseas. Está siendo investigado

¿Y que hay de las medidas del uso de mascarillas, lavado de manos y distanciamiento social?

Sin duda, son medidas que debemos practicar. El uso de mascarillas y lavado continuo de manos permiten disminuir los riesgos de contagio. La mascarilla debe ser colocada correctamente, en lo posible cambiarla cada tanto tiempo. Si no es una persona en ambientes de alto riesgo puede usarla algunos días, pero si trabaja en un ambiente de alto riesgo el cambio debe ser diario. Las mejores son las mascarillas K95 o KN95 (son la misma, varían las siglas según se produzcan en USA o China)

El distanciamiento social es otro elemento a considerar. Está claro que las reuniones sociales son en este momento la mayor fuente de contagio, por tanto, evitar conglomeraciones o reuniones sociales con asistencia de gran cantidad de gente es lo deseable. S

Si hacemos alguna reunión en casa, con gente o amigos que sabemos que se cuidan, igualmente debemos conservar distanciamiento y limitar el numero de asistentes.

◉ Sigamos la conversación en mi cuenta de Twitter: Gonzalo Ruiz

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba