EXCLUSIVO
Omar Barboza: “Actuemos con grandeza para rescatar la vida republicana”

➥ ❝Debemos cumplir con nuestra responsabilidad histórica, sin estar limitados por aspiraciones personales de poder o figuración, aportando el mayor esfuerzo que nos sea posible para lograr lo más preciado en estos momentos de destrucción nacional: la libertad de Venezuela❞, dice el diputado Barboza en esta entrevista con el director de El Venezolano Colombia, José Ramón Villalobos

Por: José Ramón Villalobos ┊Director de El Venezolano Colombia

Omar Barboza, diputado de la Asamblea Nacional por el Estado Zulia, participó en una entrevista exclusiva para El Venezolano Colombia. Contextos y hechos del fraude electoral del 20 de mayo de 2018, sus denuncias sobre la usurpación del poder de Nicolás Maduro, la diplomacia parlamentaria ante la crisis institucional en Venezuela, el liderazgo de Juan Guaidó, la importancia de la unidad nacional, conforman los temas temas centrales de esta conversación que precisa y repasa los sucesos políticos recientes en Venezuela.

El 20 de mayo de 2018 se produjo unas elecciones presidenciales en Venezuela sin garantías con el propósito de que Nicolás Maduro se mantuviera en el poder. ¿Cuál fue su posición en ese momento?

Yo ejercía la Presidencia de la Asamblea Nacional. Al día siguiente, el lunes 21 de mayo ofrecí una rueda de prensa en Caracas, en la sede de Voluntad Popular, para denunciar el fraude ante los venezolanos y el mundo. En esa ocasión, advertí que si Nicolás Maduro pretendía continuar en el ejercicio de la Presidencia, con fundamento en esa farsa, a partir del 10 de enero de 2019, se constituiría en un usurpador con las consecuencias previstas en el Artículo 138 de nuestra Constitución, que dispone: “toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos”.

¿Y qué efectos generó su advertencia?

Me trajo varios ataques por las redes sociales de los llamados guerrilleros del teclado: me acusaron de estar promoviendo que Nicolás Maduro se quedara hasta el 2019 y eso era inaceptable para ellos. Quienes asumieron esa posición, algunos espontáneamente y otros dirigidos por los que tiran piedras y esconden las manos, parecían ignorar que Maduro en ese momento era Presidente hasta el 10 de enero de 2019. Sin embargo, a pesar de la falta de garantías electorales, su elección fue reconocida por sectores representativos de la oposición.

Pero en esos escenarios, Maduro contaba con el reconocimiento internacional como Presidente de Venezuela…

Sí, todos los países que hoy reconocen a Juan Guaidó como Presidente interino, sin excepción, en ese momento reconocían a Maduro como Presidente pero hasta el 10 de enero de 2019, fecha en la cual terminaba el periodo constitucional de su mandato. Algo importante: es a partir de esa fecha que casi 60 países se fueron alineando con nuestra calificación de usurpación a la pretensión de Maduro de continuar ejerciendo el poder con base a un fraude. ¿Y qué pasó? Desconocieron como una elección lo ocurrido el 20 de mayo del 2018 y desconocieron sus efectos.

A dos días de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) proclamara a Nicolás Maduro como “Presidente electo de Venezuela”, el 22 de mayo, en su condición de Presidente de la Asamblea Nacional, usted convocó una sesión ordinaria y los venezolanos escucharon por primera vez el calificativo de “usurpador”…

Ese 22 de mayo sometí a consideración de la plenaria de la AN, un acuerdo con los Considerandos del caso, que propuso y fue aprobado, considerar inexistentes la supuesta elección presidencial del 20 de mayo de 2018 y desconocer sus efectos. A partir de allí, la AN, apoyada por la Unidad Democrática, se dedicó a una campaña a nivel nacional e internacional para que se desconociera esa supuesta elección y efectivamente se considerara a Nicolás Maduro un usurpador del cargo de Presidente de Venezuela.

Antes de la convocatoria a las elecciones del 20 de mayo de 2018, actores políticos democráticos y medios advertían de condiciones irregulares y desigualdades en unas las elecciones que pretendían únicamente legitimar a Maduro en el poder…

En ese sentido, en abril de 2018 viajé a Europa encabezando una delegación que integraron Julio Borges, Carlos Vecchio, Elías Mata y Edgar Zambrano. En el Parlamento Europeo realizamos varias reuniones con las diferentes fracciones políticas españolas para que nos apoyaran denunciando ante ese Parlamento el fraude que estaba en marcha en Venezuela. Así lo hicieron, y ese importante Parlamento expresó su apoyo a la causa democrática venezolana.

En Bruselas (capital de Bélgica), el 26 de abril nos recibió en audiencia especial la Alta Comisionada de la Unión Europea, la Sra. Federica Migherini, a quien le entregamos un documento que consulté previamente con la delegación, en el cual explicamos y fundamentamos nuestra denuncia sobre las supuestas elecciones presidenciales que se pretendían aparentar en Venezuela con fines fraudulentos. El contenido del documento fue complementado durante el amplio intercambio de informaciones que sostuvimos con la Alta Comisionada.

¿Y qué resultados produjo ese intercambio documentado de información?

El 14 de mayo la Unión Europea produjo una declaración pública solicitándole al régimen venezolano que suspendiera lo que pretendía hacer el 20 de mayo porque no era una elección democrática, pero se cometió el fraude. El 28 de mayo el Consejo de la Unión Europea de Relaciones Exteriores, con la participación de 28 Cancilleres, hizo pública las siguientes conclusiones sobre lo ocurrido el 20 de mayo en Venezuela: “Las elecciones y sus resultados carecieron de credibilidad, ya que el proceso electoral no proporcionó las garantías necesarias para la celebración de elecciones integradoras y democráticas”. 

Y agregó: “La UE hace un llamamiento para que se celebren nuevas elecciones presidenciales de conformidad con las normas democráticas internacionalmente reconocidas y el orden constitucional venezolano”.

En ese momento, ¿cuáles otros países respondieron a las denuncias de fraude electoral?

En ese mismo sentido que la Unión Europea, se pronunciaron Estados Unidos, Brasil, Colombia y los integrantes del Grupo de Lima, y tantos países democráticos del mundo. A partir de ese 20 de mayo, se convirtió en algo frecuente que los nuevos embajadores, solicitaban audiencia en la AN para que, una vez presentadas sus credenciales, pudieran visitarnos y declarar que reconocían a la Asamblea Nacional como el poder legítimo que tenía el pueblo de Venezuela.

Omar Barboza pide a la Internacional Socialista que se solidaricen ...
FOTO: Diario 2001

¿Qué papel jugó en ese entonces Juan Guaidó?

En ese recorrer del año 2018, Guaidó era el jefe de la Fracción Parlamentaria de la Unidad Democrática, y me acompañó en muchas de esas gestiones dirigidas a fortalecer la legitimidad de la Asamblea Nacional y el desconocimiento de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019.

Pero el escenario nacional cambia inesperadamente cuando el 05 de enero de 2019 Juan Guaidó es electo Presidente de la AN…

Sí, ese 5 de enero de 2019, en contra de las predicciones de algunos, Juan Guaidó fue electo Presidente de la Asamblea Nacional, en cumplimiento del Acuerdo de rotación acordado por la Unidad Democrática. Tanto el nuevo Presidente como todos nosotros, estábamos conscientes de la gran responsabilidad que asumía, sabiendo que cinco días después, el 10 de enero de ese año, se iniciaba un nuevo periodo presidencial y se produciría el vacío institucional de no tener un Presidente electo. El Artículo 233 de nuestra Constitución establece que en ese caso, mientras se elige el nuevo Presidente, se encarga de la Presidencia de la República el Presidente de la Asamblea Nacional.

❝Juan Guaidó ni ninguno de los que luchamos por el cambio debemos renunciar al rescate de nuestro país que es el gran compromiso que tenemos con el pueblo de Venezuela. Somos una oposición que no tiene armas ni utiliza la violencia como forma de lucha❞ 

¿Cuándo usted le entregó la presidencia de la AN a Juan Guaidó, consideró que tenía la capacidad y el liderazgo para asumir una responsabilidad de tal magnitud?

Yo estaba convencido de que a pesar de su juventud, estaba preparado para asumir con sensatez y valentía esa responsabilidad tan exigente. Lo que no sabía era que le iba a tocar un proceso de transición más largo y complicado de lo previsto. Juan Guaidó, por todo lo que significa para la democracia venezolana el 23 de Enero, escogió esa fecha para cumplir con el mandato constitucional.

Medios nacionales e internacionales, incluso algunos líderes de la oposición, insisten en el mensaje: “Juan Guaidó se autoproclamó Presidente”

Juan Guaidó no fue impuesto por nadie, sino que está cumpliendo con la responsabilidad que la Constitución le ha señalado ante la realidad histórica que han impuesto los acontecimientos. Tengo la convicción de que ha hecho todos los esfuerzos posibles dentro de la Constitución para cumplir con su misión.

¿Cómo considera el desempeño de Juan Guidó en la presidencia encargada?

El hecho de que todavía no se haya logrado el objetivo del cambio político, no es por falta de que haya dejado de intentarlo arriesgándolo todo, incluyendo su seguridad personal, la de su familia, y la de sus colaboradores más cercanos. Pero ha tenido que enfrentar a quienes han secuestrado al país, a sus instituciones, y a sus ciudadanos, con un solo argumento: el uso de la fuerza sin escrúpulo alguno. Esas, y otras circunstancias muy complejas que muchos no conocen, han impedido hasta ahora lo que la gran mayoría queremos con urgencia que es el cambio político.

Quienes respaldan y reconocen a Juan Guaidó: ¿seguirán centrando sus esfuerzos en restablecer la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela?

Guaidó ni ninguno de los que luchamos por el cambio debemos renunciar al rescate de nuestro país que es el gran compromiso que tenemos con el pueblo de Venezuela. Somos una oposición que no tiene armas ni utiliza la violencia como forma de lucha, pero que está impulsada por el deber ético y político de terminar con el sufrimiento del pueblo venezolano hoy potenciado por la presencia del COVID-19, con los servicios de salud pública en las peores condiciones. A esa lucha no podemos renunciar corriendo los riesgos que sean necesarios.

Pareciera que los sectores realmente opositores del país han quedado solos en su lucha, sin la ayuda de la comunidad internacional…

El apoyo externo que agradecemos ha llegado hasta ahora a los límites que esos países amigos soberanamente han decidido, lo cual debemos respetar, sin renunciar a solicitarles que eleven su presión al régimen al máximo que sea necesario para lograr el cambio político.

Según su criterio político, ¿qué curso deben tomar las presiones y acciones dentro de Venezuela?

Debemos cumplir con nuestro trabajo dentro del país para incrementar la presión interna en rechazo a la destrucción de la calidad de vida que ha generado la gestión de la usurpación. Y por otra parte, marchar unidos hacia el cambio, convirtiendo esta gravísima crisis institucional y humanitaria en acción política contundente dentro del país, para que nuestro pueblo nos sienta a su lado en estos momentos de tanta tragedia, y nuestros aliados internacionales comprendan el tamaño del esfuerzo que hacemos, y que la mayor presión que ellos puedan ejercer es necesaria y decisiva para lograr la libertad de Venezuela.

¿Para ese propósito es vital que toda la dirigencia realmente opositora al régimen de Maduro, superen las fracturas pendientes?

Cada quien debe aplazar sus legítimas aspiraciones para cuando tengamos democracia, porque Venezuela necesita con urgencia que todos sus líderes políticos o de otros sectores de la sociedad que compartan la necesidad del cambio, actuemos con grandeza para poder ser consecuentes y solidarios con el futuro del pueblo venezolano y el rescate de nuestra vida republicana.

¿Usted hace un llamado a la unidad nacional de los sectores democráticos del país con el liderazgo de Juan Guaidó?

Hago este llamado convencido, de que es necesaria la unidad para que el régimen no logre su objetivo de dividirnos y eternizarse en el poder. La mejor manera de evitarlo es marchando unidos al lado de un liderazgo que ha sido definido por la Constitución, que tiene el reconocimiento de 60 países democráticos del mundo, que ha sido firme ante el régimen, que ha demostrado humildad ante las críticas constructivas, que deben hacérsele internamente para no fortalecer al adversario, y para que se hagan las rectificaciones cada vez que se justifiquen.

Se le atribuyen muchos errores a Guaidó en la presidencia interina…

Cualquiera que estuviera en la posición de Juan Guaidó, ante una situación inédita de gran complejidad como la actual, por muchas virtudes que tuviera, estaría expuesto a cometer errores, quizás más graves que los cometidos.

Una de las estrategias del régimen es dividir a las fuerzas democráticas del país, y ha sido efectiva en implementarla: ¿está de acuerdo con ese planteamiento?

Claro y además de intentar dividirnos, otra de las estrategias principales del régimen es difundir noticias falsas, para lograr la desesperanza de la mayoría de los que queremos el cambio. Ningún dirigente opositor responsable debe convertirse en instrumento útil para que esa estrategia tenga éxito, lo contrario, solo pudiera explicarse por la necesidad de satisfacer egos, sin  tomar en cuenta que esas actitudes de quienes pretendan ascender destruyendo las esperanzas de la mayorías venezolanas solo fortalecen a Maduro.

¿Cuál es su mensaje a la oposición democrática venezolana?

Que no debemos prestarnos para el juego del régimen, que debemos cumplir con nuestra responsabilidad histórica, sin estar limitados por aspiraciones personales de poder o figuración, aportando el mayor esfuerzo que nos sea posible para lograr lo más preciado en estos momentos de destrucción nacional: la libertad de Venezuela.   


BIOGRAFÍA

Omar Barboza es abogado, nacido en Maracaibo, estado Zulia, fue juez de primera instancia mercantil y civil del referido estado, ex gobernador designado por el presidente Jaime Lusinchi, desde 1985 hasta 1989, cuando se realizaron por primera vez elecciones regionales en el país.

Ha sido en distintas oportunidades diputado al parlamento nacional, cargo que desempeña en la actualidad, en la Asamblea Nacional por su estado natal. Fue presidente del órgano legislativo en el período 2018-2019, entregando la presidencia al actual jefe del parlamento y presidente encargado del país Juan Guaidó.

Preside actualmente la Comisión Ordinaria de Legislación dentro del parlamento venezolano.

Etiquetas

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar